PAPA, NO CORRAS…

el

Parece que de verdad al final el congreso ha aprobado esa nueva ley de tráfico. Les cuento, la ley en sí, lo que pretende es, por lo visto, agilizar la notificación de multas y el pago de estas. Peeero ahí no acaba todo y es que el infractor podrá reducir el coste de la sanción en un 50% si la paga antes de 20 días tras la notificación, perdiendo el derecho a recurrirla. ¿Qué bien verdad? Pues no. Nada bien.


Y es que como el objetivo de esta misma ley indica, la principal intención de su aplicación es que las multas lleguen antes y se paguen antes. Entonces que hay de bueno en esto. Lo digo porque el Ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba afirmaba que con esta norma, ganan administración y ciudadanos. ¿Qué ganamos nosotros? ¿qué nos llegue antes la multa? Pues vaya alegría. Se supone que el premio a tanta premura postal es que la paguemos ipso-facto, y así disfrutamos de un 50% de descuento. Lo que no afirman es sí además tenemos el clásico 2×1 en multas, o el ya exprimido recurso marketiniano de lleva 3 y paga sólo 2.


Lo más curioso de este asunto es la fecha en la que se ha aprobado, una fecha, más que cercana a las Navidades. Tiempo en el que como ustedes saben, los agentes de tráfico afilan sus lápices y recargan de tinta sus bolígrafos para convertirse en los agentes de la ley más rápidos del lejano oeste, sacando su bloc de multas y sus instrumentos de impresión malignos para a través de un certero papel amarillo, hacernos morder el polvo.


Lo que no se ha contado, como siempre, es lo que pone la letra pequeña. Y es que ante ese magnífico descuento del 50%, a uno le dan ganas de infringir la ley, pero claro, cuidado querido conductor, ya que el descuento no es tal cuando se han incrementado los precios. Paso a explicarme. Ahora, los precios de las multas se modifican: las leves costarán 100 euros; las graves 200; y las muy graves alcanzan los 500. Con lo que el consabido descuento pasa a ser tan sólo una buena estrategia de marketing creada para ingresar antes el importe de la sanción. Esta claro, si antes me cobraban por una infracción leve 75 euros y si la pagaba a tiempo se me quedaba en 50. Ahora si me cobran, 100 y me descuentan la mitad, sigo pagando lo mismo. ¿Cierto o no?


Por suerte, nos darán la opción de pagar con tarjeta de crédito en el momento, es más creo que a la vez, y como hacen en el carrefour, nos pedirán la tarjeta de puntos, pero en este caso, no para ponernos sino para quitarnos. Ahora sólo nos queda el portarnos bien en la carretera para evitar tener problemas con los agentes de tráfico. Si en su día un anónimo, supongo que con afán de no dar a conocer su identidad, de ahí que sea anónimo, dijo que “La vida sin problemas, sería como conducir por una carretera sin curvas”, yo le añadiría que, si esas curvas me van a dejar sin blanca, por mí que hagan las carreteras todas en línea recta.

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera….


http://www.youtube.com/v/I8TxoelyuXA&hl=es&fs=1&

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s