ME GUSTA EL FUTBOL…..

¿Les gusta el fútbol? Lo digo porque aunque no les guste, llevan casi 10 diez días obligados a que así sea. Ayer parece que se jugó un partido muy importante, según los entendidos, el partido del siglo. Pero lo que me extraña es cuantos siglos hay en un año, porque si estos dos equipos se enfrentan como mínimo dos veces al año, eso sin que coincida copa del rey o liga europea, parece que cada 365 días que pasan, para el mundo del deporte se resume en 200 años.

¿Se han fijado la importancia que se le da a un choque deportivo de tal magnitud? Que si, 350 mil cámaras seguirán en todo momento el partido, que si 400 comentaristas estarán a pie de campo para tomar reacciones, que si les ofreceremos, antes de que se produzcan, las mejores jugadas. En definitiva, un auténtico circo. Y es que a nadie se le esconde, que el fútbol es una de las pocas religiones no reconocidas y quizá la que cuente con más adeptos.

Muchos blasfeman cuando ven que son derrotados, otros rezan por una victoria y la mayor parte mantiene la fe aunque el equipo elegido no esté pasando por una buena etapa deportiva. Y es que el deporte rey, así lo llaman, sirve de bálsamo a aquellos que desean desconectar, aunque sólo sea por 90 minutos, de sus problemas y utilizan las gradas de los campos, el bar de siempre o la casa de un amigo para proferir insultos al árbitro, gritar, abrazar a un amigo cuando hay gol, algo que no harían en condiciones normales, o enfadarse con él por no estar de acuerdo con sus comentarios.

Y es que si tuviera que hacer una comparación del fútbol y la religión, la analogía quedaría en que los campos, serían las iglesias. Los jugadores, los santos, aunque en algunas ocasiones se conviertan en ángeles caídos. El entrenador, el máximo creador aclamado por todos cuando las cosas van bien, pero criticado por la mayoría cuando no se entiende porqué van las cosas mal. Y por supuesto el árbitro sería el diablo, odiado por casi la totalidad de la parroquia, aunque en algunos casos favorezca los intereses del equipo amado.

No, no me olvido del seguidor, el constante penitente, que gracias a sus rezos, a sus visitas al campo eclesial y a sus donativos a través de la compra de la sotana de moda con el nombre de su santo en la espalda, consiguen que la religión futbolística siga siendo rentable, algo que ya no pasa con la iglesia de toda la vida.

Por cierto, creo que me olvidé del partido en sí. Ya saben, el partido de esta primera mitad del siglo. Y no recuerdo el resultado, aunque da igual. Me quedan 15 días para que me lo recuerden constantemente, ya sea en la radio o en la tele…

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Anonymous dice:

    95.000 personas en el estadio, más de 350 periodistas acreditados, 57 cámaras, 22 jugadores, 10 recogepelotas y va la paloma y me caga a mi.jajajaMientras ibra marca un golazo.El Peri_neo Sr. Serpiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s