AVE MARIA QUE ESTÁS EN LOS CIELOS, ATERRICE EN LA PISTA 4…



Se han enterado del problema de los controladores aéreos, supongo. Hace ya, unas cuantas semanas, y aprovechando que la temporada navideña estaba a la vuelta de la esquina, de repente, empezaron a faltar trabajadores de este colectivo en su puesto, lo que provocó y aún continúa haciéndolo, un grave problema para todos aquellos viajeros que deseaban emprender un destino a través de este medio de transporte.


Yo por ejemplo, tuve que ver como mi viaje a Singapur se anulaba debido a este inconveniente, lo cual me puso de muy mal humor. Al parecer, el quid de la cuestión radica en la cercanía del próximo convenio laboral de este sector. Según unos, los controladores aéreos pretenden que su sueldo sea el más alto de la Unión Europea, algo que otros dicen que ya pasa. Y todo por darle orden a unos avioncitos que están preparados casi para aterrizar. Bueno, que sí, que es un trabajo de mucha concentración, pero cobrar 350 mil euros al año, sea cual sea mi labor, me sigue pareciendo un sueldo escandaloso.


En cuanto a la huelga, o paro encubierto, o como quieran llamarlo, es una gran faena. Porque, ¿se imaginan ustedes que de repente, todos los días, nuestros coches dijeran?: “hoy no me pongo en marcha porque no me da la gana”. ¿Qué pasaría? Pues que se frenaría la producción, no iríamos a trabajar, ni a estudiar, ni a ver a nuestra suegra, aunque esto último sería de agradecer. A lo que me refiero con todo esto, y por eso he utilizado el símil del automóvil, es que hay mucha gente que viaja y no sólo lo hacen por diversión o placer, así que son muchos más los afectados de los que podemos pensar.


El asunto en sí es harto complejo, hasta el presidente del Gobierno Canario se reunió con el ministro de Fomento, para intentar darle una salida a esto. Nos enteramos el miércoles de que la reunión era el jueves, y de repente temí porque no se produjera, ya que por lo visto, hay una huelga de controladores aéreos encubierta, no sé sí lo saben, pero claro, parece que la huelga no es igual para todos. El señor Rivero pudo viajar y llegó a tiempo.


Y es que cuando se trata de “arreglar” los males de otros, cómo te voy a poner la zancadilla. Pues eso, que después de preguntar por la familia de uno y otro, de tomarse un café y finalmente sopesar muy por encima el asunto, los dos grandes políticos llegaron a la conclusión de que esto no puede seguir así y que van a buscar una solución.


Bueno, ahora es cuando yo digo: Si me reúno, para buscar una solución a un problema, que parece que no va a tenerla hasta que no llegue en abril el momento de la negociación del convenio colectivo. Y tras viajar a Madrid, tomarme un café o merendar, o comer y luego llegar a la conclusión de que…Se va a buscar una solución. Sólo me hace pensar que, o el conflicto no tiene remedio, o el remedio sólo generará más conflicto. Y es que ya lo dijo Henry Ford: La mayoría de personas gastan más tiempo en hablar de los problemas, que en afrontarlos.


Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s