PARA MUESTRA, UN VUITTON…

¿Existe vida más allá de la política activa? Parece que sí y como muestra, la del que fuera Primer Ministro Británico Tony Blair que trabajará para la firma de lujo Louis Vuitton. Aunque parece que su labor sería de asesoramiento, obviamente, el ex mandatario estaría completamente complementado con los artículos de la conocida marca.

Y es que la verdad que tiene que ser muy duro para la vida de alguien, que ha sido objeto de los objetivos alrededor de todo el mundo, verse sin protagonismo alguno tras abandonar su cargo de responsabilidad. Sin embargo quizá este no sea el mejor ejemplo, ya que el trabajar para una marca de ropa, por muy lujosa que sea, no está muy asociada a la tarea previa desarrollada por un político con tan alto cargo. Quizá habría sido más conveniente, cobrar por dar charlas sobre la evolución política, aunque si Blair no ha elegido este camino, quizá haya sido por sus pocas dotes como orador.

En cambio, si pensamos en el camino que, tras el británico, podrían seguir sus dos buenos amigos, sí sí, esos que formaron parte de la archiconocida foto de las Azores, sólo puedo pensar en trabajos de lo más variopintos.

Por ejemplo, José María Aznar, sería la imagen de una marca deportiva. Sus 10 mil abdominales diarias y los 250 kilómetros que recorre en un ratito haciendo footing, harían que más de una marca de ropa deportiva se lo rifara. Sería lo mejor para él, sobre todo teniendo en cuenta que tras haber impartido clases en Inglés en una academia universitaria, la imagen que nos dio fue la de alguien que más que saber inglés parecía haber aprendido a acentuar las palabras de un idioma carente de tildes.

Ahora, el que mejor lo tiene, ya que hace poquito que se ha ido al paro es George Bush. El que dejará de ser, gracias a Dios, el hombre más poderoso de la tierra, no quedaría mal como imagen de un buen Whisky, Bourbon o cualquier otra bebida alcohólica con la que quizá pudiéramos asociar lo que fuera su carrera política en la Casa Blanca. Una trayectoria llena de pasos mal dados, ver cosas que no existían, como las “inencontrables” armas de destrucción masiva y sobre todo, una vomitiva forma de ser.

Ese es el futuro de los políticos después de haber sido presidentes del Estado que han gobernado. Algo tan fácil como hacer una llamada para conseguir una nueva tarea. Y si están pensando que futuro le deparará a nuestro actual jefe de Gobierno, que no tenga prisa cuando se termine su mandato, porque creo que lo más indicado es que esté una temporadita en el paro, sólo para que vea lo que sienten 4 millones de españoles.

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s