QUE POCAS LUCES HAY EN VENEZUELA…



No entiendo lo que pasa en países como Venezuela y es que ahora de repente su “alocado” presidente, Hugo Chavez devalúa el Bolívar, lo que ha provocado no sólo una catarsis en su ya raída economía Venezolana sino la alarma social de todos los habitantes del país sureño.


Según argumenta el presidente del rojo Jersey, esta acción se debe a la insistente inflación. De esta forma, el bolívar tendrá tasas oficiales frente al dólar. Yo la verdad, no sé muy bien lo que significa todo esto, pero lo que sí se de verdad es que algo así lo único que produce es incremento de precios, aumento de compras descontroladas y fuga de capital, sea por donde sea.


Pero no es la única medida que ha adoptado Chavez para hacer frente a la crisis mundial. Como ahorro, y debido a la crisis energética, los funcionarios venezolanos, sólo trabajarán 5 horas. Medidas de este tipo son más comprensibles, sobre todo para los trabajadores del estado español, quienes ya piensan en hacer extensiva la medida Chavista y hacer una petición expresa al Gobierno Estatal. Pero eso sí, sólo con la intención de ahorrar energía, que nadie se piense que es para trabajar menos.


Además esta medida de ahorro energético también se llevará a cabo en las familias a las que se les aportará un incentivo consistente en la condonación de parte de la factura de la luz. Ya ven, eso es algo que seguro nadie en nuestro país apoyaría. Porque aunque te paguen una parte de la factura de la luz, el dejar de encender algunos de los electrodomésticos y demás aparatos que en casa tenemos no lo veremos ni en una película de ciencia ficción.


¿Han calculado ustedes, la cantidad de cosas que tenemos en casa “enchufadas” a la red eléctrica? Luego, sí que nos quejamos cuando llega la factura de la luz, pero si analizáramos el consumo que realizamos a través de tanto aparato, no daríamos crédito, como los bancos, a tanto despilfarro.


Yo, observando lo que tengo en casa he contabilizado 530 aparatos que se nutren de la red eléctrica. Con decirles que tengo un reloj de cuerda, y la cuerda es un cable con un enchufe para cargar el reloj, ya ven lo que les digo. Hasta la planta del salón está enchufada, es que cada cierto tiempo cuando la veía mustia le daba descargas con el desfibrilador, ahora le tengo un monitor puesto para controlar su ritmo cardiaco y que no se me muera.


Bueno, pues como siempre he empezado a elucubrar y como ven, me he desviado del asunto inicial que no era otro que la devaluación de la moneda de un país rico en petróleo y del ahorro energético puesto en marcha por su presidente. Un presidente que como siga con una política tan radical, sólo conseguirá que el pueblo finalmente diga: Apaga y vámonos.




Esta es la crónica habitual de un día como otro cualquiera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s