¿QUIEN ES QUIEN?

Hace unos días, pude ver uno de los retratos que más pavor causan en Estados Unidos. La foto en cuestión es la de Bin Laden, pero no esa foto a la que estamos acostumbrados de un Bin Laden con turbante, demacrado por el fragor de la batalla y delgado por la escasez de alimentos allá donde esté escondido, no. Se trata, en esta ocasión de una imagen del terrorista, tal y como sería en la actualidad, mejor conservado, mejor alimentado y curiosamente, va y la foto es la de Gaspar Llamazares, el lider de Izquierda Unida. ¡Pues la que se ha montado con el asunto!

Y es que desde el Ministerio de Asuntos Exteriores de España, a través de la Dirección General para Norteamérica, ya se han puesto en contacto con el ministro consejero de la embajada de EE.UU. en Madrid, Arnold Chacón, para pedirle aclaraciones sobre la publicación del retrato robot de Osama Bin Laden que contiene rasgos faciales del diputado de IU, Gaspar Llamazares. Lo más fuerte de todo esto, es que no es la primera vez. Ya en su día, Llamazares fue confundido por el FBI con otro terrorista, en este caso, libio.

El mismo político español se sorprendía al ver publicada en todos los periódicos, su foto, pero con un toque más… “fundamentalista” y también ha pedido explicaciones al FBI por el daño causado a su imagen. Y es que desde el organismo de seguridad gubernamental de Estados Unidos sólo han esclarecido parte del asunto. Por lo visto, los técnicos que elaboran los retratos robot de estos terroristas, buscaron en internet imágenes para elaborar la de Bin Laden y curiosamente se fijaron en la del líder de Izquierda Unida.

Este asunto me hace pensar en el peligro que tiene la red de redes ya que, por una foto que le guste a uno de estos individuos, tu vida se podría convertir en un calvario. Por lo que no estaría mal colocar la última imagen de mi jefe en su viaje a Egipto. Tez morena, turbante al canto y cara quizá no de terrorista, pero sí de mala persona. Seguro que el FBI lo acaba fichando, ¡ojalá!

Pues no sé como acabará el asunto Gaspar Llamazares versus Bin Laden, pero lo que sí sé es que como se descuide, el político español, los 17 millones de dólares que ofrecen a aquel que entregue al terrorista puede que acaben llegando a España si a alguno se le ocurre la genial idea de meter a Llamazares en un saco y llevárselo al FBI.

Una cosa más, si de algo ha servido toda esta historia es para saber dos cosas:
Una, como se trabaja en el FBI. ¿Tengo que actualizar un retrato robot? Pues me voy al Google y busco: Lider o rey de oriente, y claro, te sale Gaspar por el Rey Mago. Así de fácil.

Y Dos, ahora sabemos porque al señor Llamazares no hay quien le vote en las elecciones.

Menos mal que al líder de Izquierda Unida siempre le quedará basarse en la máxima de Anatole France, en la que acertaba al asegurar que “Afortunadamente, no tenemos por qué parecernos a nuestros retratos.”

Esta es la crónica habitual de un día como otro cualquiera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s