PROBANDO, UNO, DOS, ¿ME COPIAS?




Yo ya no sé que pensar. Cuando creía que lo había oído todo, ahora voy y me entero que la Universidad de Sevilla se ha convertido en la primera universidad pública española que regula normativamente qué hacer cuando un profesor sorprende a un alumno copiando durante un examen y ha reconocido el derecho del estudiante a completar la prueba sin ser suspendido de forma inmediata.

O sea que ahora si copias en la universidad, no te pasa nada, o eso al menos es lo que he entendido al enterarme de esta nueva forma de aprobar. Según argumentan desde la Universidad, de esta manera lo que se pretende es que el alumno acabe el examen, mientras que antes, si el estudiante era sorprendido copiando, la prueba se terminaba radicalmente. La verdad es que, cada día que pasa, voy comprobando como nací en la época equivocada.

Si esto llega a pasar en mis años universitarios, no me habría costado tanto el estudiar las tres carreras que cursé, carreras por cierto que no terminé. Todo hay que decirlo. Pero…¿y el trabajo tan duro que uno llevaba a cabo para poder elaborar tan trabajosas chuletas? algunas dignas de enmarcar. En mi etapa como estudiante llegué a crear chuletas tan insignificantes que tras haberlas escrito con la punta de diamante del tocadiscos de mi padre, mojada en tinta china y observadas a través del microscopio, estas dado su tamaño se podían guardar entre los pelos de las cejas sin que nadie se diera cuenta.

Y eso que yo era el que más estudiaba de mi grupo, algunos de mis colegas de clase eran auténticos artistas. Se comunicaban entre ellos mediante código morse para saber qué contestar a las preguntas cuando eran tipo test. En algunos casos, incluso el Arroyo, se tatuó todo el brazo con dibujos de dragones y entre ellos escondió las reglas de coordinación estructural de una planta desaladora, tema principal de nuestro examen de arquitectura. Luego debe ser que alguien de Hollywood se enteró de lo que había hecho mi amigo y le copio la idea para hacer una serie de un tío tatuado que se escapaba de una prisión o algo así…

La pena de estos nuevos alumnos que van a poder disfrutar de la ventaja de copiar sin ser expulsados es, que se perderán el poder contar historias de este tipo, el no ser creativos y el buscar de qué manera puedes esconder algo de información, aunque te sepas el temario, pero por si te quedas en blanco. Vamos, que de esta guisa, saldrán pocos espías en España y los que haya serán del tipo: Disculpe, acabo de fotografiar información secreta de su caja fuerte, es que no soy creativo y es como me han enseñado así, supongo que no le habrá importado….”

Pues aunque en mi época no me dejaran copiar, he de decir que me siento afortunado, porque en una sociedad como la que vivimos en la que se le permite a los alumnos, la vejación a los profesores, la no asistencia a clase, el pasar de curso con asignaturas de todos lados y ahora encima llegar a la Universidad, copiar en los exámenes y sin que haya problema, sólo me hace pensar en que en un futuro no habrá enseñanza obligatoria ni Universidades públicas ya que los títulos sólo serán un mero trámite administrativo. Y fíjense que he dicho, que no habrá enseñanza, porque lo que no hay y en ningún centro reglado a día de hoy es…educación.



Esta es la crónica habitual de un día como otro cualquiera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s