BENEDICTO 16.0

Esto ya es la repanocha, no contentos con tener emisoras de radio, periódicos y televisión, ahora los sacerdotes propagarán el mensaje del evangelio a través de Blogs en Internet. ¡Por Dios, escriban en un blog…! Así se lo pidió, y son palabras textuales, el Papa Benedicto XVI a varios sacerdotes a través de su mensaje a la Iglesia Católica Romana durante el día mundial de las comunicaciones. Vamos que su Santidad ha arrancado Windows y ya se ha puesto ADSL en casa.

Para todos aquellos que no estén familiarizados con el léxico de las nuevas tecnologías informáticas. Un Blog es una especie de diario digital que se cuelga en Internet y en el que cada uno escribe lo que le viene en gana. Pues en esta ocasión y viendo la repercusión que tiene en la red de redes, la iglesia a través de su sumo pontífice, se está adaptando a estos adelantos. Prueba de ello es que quiera que sus sacerdotes aprendan a utilizar estas nuevas formas de comunicación para así llegar más fácilmente a los jóvenes.

Lo que quizá me cueste un poco más es intentar ver hasta que punto serán originales o no, los nuevos “clérigo-bloggeros” para atraer a los más jóvenes a sus páginas. Acaso encontraríamos blogs del tipo: “¡Jesús!, no es un estornudo, es tu nuevo blog religioso” ó con mensajes bastante claros como “Bendito aquel que pinche en mi contador de visitas porque así el Santo Padre verá que este blog funciona”.

Aún así se me hace bastante extraño ver como a última hora desde el Vaticano intentan ponerse al día, ojo, que nunca es tarde si la línea telefónica es buena, pero el que incluso hayan abierto una cuenta en una de las redes sociales más importante del mundo como es Facebook, para llegar a los más jóvenes, me hace pensar que están algo necesitados y que sus iglesias comienzan a estar un tanto vacías.

Pero como tengo buenos sentimientos, les deseo lo mejor en esta nueva etapa informática y que les vaya bien, seguro que con los medios de los que disponen conseguirán atraer, aunque sea por curiosidad, a un buen número de personas, pero eso sí, sólo espero que no se les ocurra poner en todas sus páginas de internet, un cepillo electrónico a través del cual puedan recaudar dinero a sus feligreses. Porque si algo tengo claro es que: “Da, no el que tiene, sino aquel al que no obligan”.

Esta es la crónica habitual de un día como otro cualquiera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s