¿DÓNDE NO HAY QUE FIRMAR?

El contrato alemán está siendo el protagonista de la prensa en estos días. Para los más despistados, no hablo de un importante acuerdo con una empresa de Cervezas o Frankfurts, hablo de un sistema de reforma laboral consistente en reducción de jornada de trabajo y por supuesto salario, que se está llevando a cabo en Alemania. De ahí que sea contrato alemán, si fuera en Holanda, se llamaría contrato holandés y si fuera en Cracovia se llamaría…de otra manera.

Por lo visto, en Europa, gracias a esta medida ya se han salvado 5 millones de empleos, algo de lo que nos alegramos, pero claro, lo que hay que analizar ahora es, en qué consiste dicha reforma y a quien beneficia. Y es que siendo España un país en el que, si te tengo que hundir y pisar a ti y a los tuyos para seguir a flote yo, lo hago, ¿es necesaria una medida de este tipo? Lo digo porque si te pones mercromina en una herida puede que te cures, pero si eres alérgico a la misma, a lo mejor hasta te mueres.

La implantación se habla de llevarla a cabo en Canarias. La iniciativa que en principio parece que partió de empresarios y sindicatos ahora planea sobre el desacuerdo entre ambos por la inseguridad de cómo llevarla a cabo. A tenor de lo leído en diferentes medios, la reforma consistiría en reducir la jornada laboral de los empleados y obviamente su salario. Esta reducción salarial no la dejaría de percibir el trabajador sino que se haría cargo de ella el Gobierno de Canarias, pero en un 60%. Según el ejecutivo canario, de esta forma se evitarían despidos.

Ante una oferta tal, ahora solo nos queda temblar porque si en esta situación de crisis, la mayoría de las empresas privadas han abusado de sus trabajadores asegurándoles que trabajar más por el mismo dinero es lo habitual en malas épocas como esta. El que se hable ahora de trabajar menos horas, que a larga, implicaría seguir trabajando más, por lo ya explicado anteriormente, y encima por menos dinero, provocará que al final tengamos que pagarle nosotros al empresario por mantener nuestro puesto de trabajo.

Lo más peculiar de este asunto es que la teoría de esta nueva reforma que tan bien ha funcionado en Europa y obviamente en Alemania, no recoge la equiparación de salarios entre esos países y Canarias puesto que nuestro archipiélago es la región de España con los sueldos más bajos de todo el territorio español. Según la web http://www.finanzas.com un redactor jefe de prensa y con esto no estoy reclamando nada, o sí, cobra en Alemania 3.679 euros, en España, 1.552, y en Canarias, mejor no les digo para que no acaben sintiendo vergüenza ajena.

Con esto último quiero decir que si se quieren hacer reformas que han funcionado en otros países, que se barajen todos los condicionantes porque es seguro que a alguien que cobra 2 mil euros, no le importará que le bajen 300, pero a un trabajador que cobre 600, en el mejor de los casos, que le bajen 200, sería como cortarle el otro brazo a Cervantes.

Por lo que propongo que antes de crear alarma social y buscar medidas desesperadas, estudien bien todos los parámetros. Y es que está claro que si a mi vecino le sienta bien una camisa amarilla porque es morenito, si me la pongo yo que tengo tantas pecas, no me quedará igual porque pareceré un plátano maduro, Así que hagamos caso a Montesquieu que aseguró que : “La amistad es un contrato por el cual nos obligamos a hacer pequeños favores a los demás para que los demás nos los hagan grandes”. Claro, que en cuestiones de política y dinero, no hay amigos.

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s