DE JUEZ A REO…

¿Pero dónde están los límites de la justicia? Me he enterado en estos días que se está juzgando a un juez. Siento no estar muy al tanto de la actualidad judicial pero comprenderán ustedes que con la gran cantidad de causas penales pendientes que tengo, prefiero obviar cualquier asunto que esté relacionado con el ámbito de la justicia.

Sobre el juez del que les hablo, he leído que se llama Baltasar Garzón o algo así. Y según cuentan los medios de comunicación, que aparentemente suelen tener más información que fiscales y abogados e incluso se atreven a dar un veredicto antes de que acabe el caso, el señor Garzón ha sido acusado de un delito de prevaricación por haber cobrado dinero de un curso en Estados Unidos o algo así. Siento no ser muy certero, pero es que no dispongo del sumario de la causa y tampoco quiero inducir a error a nadie por dar la información de la portada de un periódico.

Sobre el caso en sí, planea un oscurantismo patente. Diferentes asociaciones que se han sumado a la defensa del juez, aseguran que este, está siendo una nueva víctima del franquismo, ya que en su día Garzón investigaba el genocidio que se pudo producir en la época de la dictadura de Franco. Como comprenderán son asuntos delicados de los que poca broma se puede hacer.

Quizá uno de los reflejos de lo que está ocurriendo sobre este asunto puede verse en las reacciones de las diferentes formaciones políticas españolas, sindicatos o colectivos y asociaciones. Desde el Partido Popular no entienden como un juez, al que siempre han considerado mediático por, según ellos, querer aparecer más en los medios de comunicación que resolver causas penales, está tan respaldado por la sociedad. Suponemos que no les gusta que esto sea así por la pasada vinculación que tuvo Garzón con el gobierno socialista de Felipe González y los tonteos que también mantuvo con los propios populares.

Los sindicatos han movilizado a miles de personas para que se defiendan los derechos del juez como tal por juzgar lo que ellos consideran el restablecimiento de la memoria de las víctimas del Franquismo. Diferentes asociaciones y colectivos, incluso de otros países como podría ser Argentina, en la que han presentado una denuncia para que sean investigados estos crímenes, apoyan a Garzón en su lucha. Y si ya les hablo del mundo de la cultura, también están a favor de la labor que ha desempañado el juez de la Audiencia Nacional en su trayectoria.

Entonces, cuando son tantos y tantos los que están a favor, y tan pocos los que están en contra. ¿Cómo se puede dilucidar un ápice de cordura en todo este asunto? La resolución del caso será obviamente la que se dictamine a través de una sentencia, pero sea cual sea esta, lo que está claro es que la imagen de Garzón no será la misma ya que de ser Juez y Jurado pasará a ser “El juez juzgado por su juicio”.

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s