TENGO UNA CARTA PARA TÍ…



Los trabajadores de correos han estado de huelga estos días. Concretamente el pasado martes, hicieron una huelga en la totalidad de las islas para reclamar que sus derechos se respeten y que la empresa pública siga siendo así, pública. Desde los diferentes sindicatos convocantes del paro, aseguran que el servicio postal debería estar financiado como la Sanidad.


La cifra de convocados fue bastante elevada, según los convocantes un 75%, según fuentes externas un 74%. Con lo cual, el éxito es palpable ya que fueron tan sólo en Las Palmas de Gran Canaria 500 los carteros y carteras, que no billeteras, que secundaron la movilización.


Una de las premisas que ha provocado que los demandantes se hayan echado a la calle es “el apagón postal”. No piensen que esto implica que las oficinas de correos dejarán de tener luz dentro de unos meses ya que no es así. Este término hace referencia a la liberación del mercado postal que a partir del 1 de enero de 2011 entrará en vigor, lo que supondría que cualquier empresa privada se hiciera con correos y la reestructurara como le viniera en gana, algo, a lo que obviamente no están dispuestos los actuales empleados.


Pero aún a día de hoy muchos se cuestionan si el servicio postal es necesario. La tecnología o la telefonía han desplazado en gran medida el envío de cartas o telegramas. Antes un telegrama urgente era vital para hacer llegar una noticia, ahora una llamada de teléfono o en el mejor de los casos una videollamada, informa hasta al más alejado.


Incluso los contratos, en la actualidad ya no hace falta que lleguen por correo, mediante una grabación telefónica se da por valida una relación contractual. Y ya se acabó el esperar a la carta que nos indica los movimientos de nuestra cuenta corriente y en la que se ve el poco dinero que tenemos. Ahora a través de nuestra línea abierta directa con el banco a través de internet, consultamos en tiempo real cual es el estado de nuestros números rojos.


Estos tan sólo son algunos de los ejemplos que muestran por qué ya correos está desfasado y no nos sirve para nada, pero ¿han pensado ustedes en la cantidad de beneficios que nos ha aportado correos en tantos y tantos años de servicio y que aún puede continuar haciéndolo?


¿Como nos va a llegar el regalo de la abuela de Salamanca si no es por envío postal? Por que me da la impresión de que por mucho “adsl” que tengamos, un jamón y una bufanda no se pueden enviar por Internet.


Y que me dicen de las multas. ¿De cuántas sanciones de tráfico no nos habremos librado de pagar porque no llegaron en tiempo y forma? Algo que siempre se podía alegar en el pliego de descargo a la hora de explicar que por culpa del retraso uno no se podía avenir al descuento, lo que suponía la supresión de la sanción.


Y si les hablo del voto por correo, que me dicen. ¿Cuántos mandatarios alrededor del mundo han llegado al poder gracias al insondable número de papeletas llegadas por vía postal?


Por eso hago un llamamiento para que aquellos que tienen un trabajo para la sociedad tan importante, sigan desempeñando su labor esté como esté la tecnología de la información, la telefonía o la telepatía y que de esta forma no desaparezca una institución como es Correos, aunque esto signifique que sigamos viendo como son los políticos los que no pegan sello.


Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s