NI CONTIGO…NI SIN TI…

¿Cómo se nota que ya queda poquito para las elecciones eh? Desde hace unas semanas ya han comenzado los tira y afloja dentro de las formaciones que gobiernan a través de un pacto pero que viendo que en pocos meses serán rivales ya empiezan a discrepar de lo mal que lo hacen sus actuales socios de gobierno y en el futuro, rivales electorales.

Esta editorial me da bastante malestar de estómago escribirla porque si de por sí la política no es lo que parece ser y sólo lo poco que se nos muestra en televisión, prensa escrita o radio, muestra las verdaderas argucias y entresijos que nos esconden aquellos que detentan el poder, lo poco que vemos sigue siendo igual de desagradable.

El motivo por el que ya se empiezan a encender las alarmas ha saltado por culpa de José Manuel Soria y Paulino Rivero. Uno porque dice que el otro actúa de cara a la galería y el otro porque el uno gobierna sin pensar en las necesidades de los canarios. Primero fueron los coches oficiales que eran los que debían ser eliminados, y hace poco, las consejerías las que debían ser reducidas. Supongo que mañana será que están poniendo demasiados sobres de azúcar en los desayunos oficiales, lo que supone un aumento del presupuesto en dietas y demás.

A lo que yo me pregunto, ¿acaso la ciudadanía canaria está por debajo de todo esto? ¿No somos conscientes de la pantomima previa a un acuerdo ya pactado por el cual todo terminaría unos meses antes de que en realidad caducara? A esto lo llamo yo, matrimonio de conveniencia. Ahora me conviene estar contigo y a ti también, pero cuando se acerquen las elecciones deberemos separarnos porque podríamos encontrar el amor en otro socio de gobierno.

Son muchas las peripecias que aún nos quedan por oír en tan corto espacio de tiempo, pero no serán las únicas, eso lo aseguro, ya que en toda Canarias hay muchos ayuntamientos al borde de la separación dada la cercanía de las elecciones. Las próximas excusas que oiremos serán del tipo: Es que me quitó el bolígrafo y no pude apuntar la moción. O, señoría, el parlamentario este de aquí me está tirando de la camisa y no me deja votar a favor…Vamos, que excusas serán pero además de malas, poco creíbles. La intención verdadera será poder seguir cada uno su camino, para probablemente volver a encontrarse tras los comicios.

Por eso y porque ya estamos hartos del mangoneo de los de siempre y sus artimañas para estar en el poder, comer mucho, pagar poco, viajar más y trabajar menos, propongo que hagamos caso de un lema que hiciera famoso en 1985 en la película “El Gran Despilfarro”, el actor Richard Prior, en el que al presentarse a las elecciones en su país su eslogan para ser votado fue: “A ninguno de los anteriores…”

Tranquilos, no pienso presentarme yo, pero ¿y si de repente los pequeños son los que se alzan con el poder y terminan así con la hegemonía de aquellos que por incompetencia en su forma de regir o por su soberbia al no estar gobernando nos han llevado a esta situación? ¿No sería una opción perfecta?

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s