CON PECHONALIDAD…

Como hace tiempo que no hablo de estudios curiosos, hoy toca hacerlo y de qué forma ya que hace tan sólo unos segundos, porque he tenido que volver a leerlo para intentar comprobar la veracidad del mismo, conocía que la última investigación del equipo dirigido por la Doctora Karen Weatherby y que ha estado formado por investigadores de tres hospitales de Frankfurt, Alemania, aseguraban que los hombres que observan los pechos de una mujer a diario durante un tiempo determinado pueden ver como se prolonga su vida.


En el estudio, la Doctora y su equipo resaltaron que con un tiempo de 10 minutos diarios, aquellos hombres que mantengan su vista en los voluptuosos senos de una mujer, pueden hacer que su vida se prolongue unos años, según mi opinión, si hacemos esto, no será lo único que prolonguemos…Pero si le intentamos buscar un sentido a este estudio lo podríamos hacer pensando que el observar los senos de una fémina podría asemejarse al nacimiento de la vida, ya que de ahí nos alimentábamos cuando eramos recién nacidos y con esta imagen, podríamos estar perpetuando nuestra existencia al revivir nuestra infancia.


Claro que esta teoría es totalmente infundada, y con esto no quiero decir que mi hipótesis tenga funda, sino que más bien, no tiene carácter empírico, puesto que el informe presentado por Weatherby y su equipo sólo recoge que tras 5 años de seguimiento de la salud de 200 sujetos varones, la mitad tuvieron la posibilidad de observar los pechos de una mujer bien dotada durante 10 minutos diarios, mientras que la otra mitad tuvo que abstenerse de hacerlo.


Sinceramente, he de decir que la teoría se cae por su propio peso. No es que aquellos que veían los pechos de estas señoras a diario vivieran más, lo que está claro es que los otros señores que pasaron 5 años yendo a consulta para el estudio, tiempo que se les privó de ver algo así, murieron antes por desesperación o por la depresión que les causó no haber tenido la suerte de haber sido elegidos en el otro bando.


Lo que me inquieta es, ¿a quién se le ocurren estos estudios? Pero sobre todo la pregunta que no me deja dormir es… ¿dónde hay que apuntarse para formar parte de los mismos?


Sólo espero que por lo menos lo aquí redactado hoy tenga un efecto positivo en la sociedad y aquellos que crean que llevan una vida triste y con fecha de caducidad, sólo sepan cuál es el remedio y que mirando unos grandes senos la alarguen…perdón, prolonguen… lo siento, aumenten… bueno vale, que vivan más. Eso sí siempre y cuando se haga con respeto y no como si hubiésemos encontrado en el mullido escote de una mujer el camino a Shangri-la.


Por cierto, ahora que pienso. Si es verdad lo que dice este estudio voy a tener que plantearme mi vida de otra forma ya que llevo una década viviendo al borde de una bonita playa frecuentada por muchas mujeres. Y es verdad que paso horas y horas en la avenida viendo como toman el sol. Así que fíjate, yo sin saberlo y ahora resulta que soy inmortal…


Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s