NO TE CORTES…CON TANTO RECORTE…

¡¡Vaya forma de utilizar las tijeras!! Nunca había visto a alguien con tanta fuerza en los dedos índice y pulgar y sujetar con tanta firmeza este elemento metálico de dos hojas unido por un eje para realizar un corte tras otro de forma rápida, severa y sin contemplaciones. Hace unos días, este improvisado peluquero metió un tajo que a nadie le gustó y ahora prepara otra embestida con su arma blanca.


No les hablo de Llongueras, aunque podría parecer que sí, nuestro improvisado peluquero es el actual presidente de España que, tijera en mano, se ha conseguido erigir como el estilista económico de referencia en Europa. Arte y estilo, por cierto, que observan con admiración desde Norteamérica.


Su forma de mover los dedos y recortar a base de decretos ha provocado que muchos de sus clientes, en la mayoría de los casos, funcionarios, vean como se les recorta demasiado los flecos. Ya saben que no hay nada más molesto que le indiques a tu peluquero que te corte un centímetro o dos dedos y este multiplique nuestra petición por cuatro o por cinco. Pero quizá lo que no han visto estos clientes es que a lo mejor este recorte es necesario para evitar acabar teniendo piojos. Por lo visto, en Grecia, ha habido una plaga y su Gobierno finalmente ha optado por pelar al rape a todos para evitar aún más el contagio.


Pero sin duda lo que caracteriza a un asesor de imagen como el que tenemos actualmente gobernándonos es la facilidad para desorientarnos porque primero nos dice que nos queda bien el look económico que llevamos y lo mejor sería no tocarlo puesto que deterioraríamos nuestra imagen, para luego de repente, coger el bote de amoniaco, realizar una mezcla al 40% y darnos una improvisada decoloración que hasta al más moderno no le acaba de sentar bien.


Donde la cosa aún no ha quedado clara es en el peinado que tendremos que lucir en Navidad puesto que para esas fechas aún queda bastante y si, según dicen algunos, el peinado que nos prepara nuestro presidente no es otro que el de hacernos un gran “recogido” en forma de recorte en la paga de Navidad del 50%, esto provocará que muchos sientan que este peinado les ha dejado “tocados” y hasta el “moño”.


Pero si no fuera porque tanto en Alemania como en Francia, estilistas de la talla 52 en el caso de Angela Merkel, o de menor talla, en el caso de Nicolás Sarkozy, han seguido los pasos de nuestro afamado asesor de imagen, estaríamos pensando que el nuestro, sólo intenta innovar, cuando lo que hace es marcar la tendencia económica actual con sus constantes cambios de look de los que aquí viven. Cambios por cierto y como decía al comienzo de esta editorial que son seguidos muy de cerca por un país tan conservador como es Estados Unidos.


Lo único que nos queda ver es si terminaremos con rulos, haciéndonos un desenrizado o unas mechas, pero lo que está claro es que seguro que al que nos corta el pelo, que no tiene un pelo de tonto, que se corte un pelo y no nos suba los precios de su peluquería, algo que algunos llaman impuestos, porque aunque no queramos y antes de que se le oxiden las tijeras que tendrá que guardar en breve en un cajón, este…cortará más de una coleta…



Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s