¿CUALO ESCUALO ES?

Si aún no le tienen miedo al cambio climático, ya deberían empezar a temerlo. El frío que envuelve las zonas cálidas del planeta y el calor que asedia las gélidas tierras del norte del globo terráqueo, están provocando la migración de numerosas especies, sobre todo marinas.

Hace tan solo unas semanas nos sorprendía la noticia que hablaba sobre el ataque de un desconocido pez a un niño en Sardina, bueno, el niño no estaba en el interior de una sardina, el titular hacia referencia a una parte del litoral de nuestra isla. El caso en cuestión, es que este pobre jovencito al parecer pisó un Angelote y este al sentirse agredido y en respuesta al pisotón, le mordió la pierna.


Hasta aquí parece que todo es normal, pero lo extraño es que hace tan sólo un día, fue avistada en la playa de Salinetas, una extraña aleta que, según coinciden pescadores y bañistas, parecía ser la de un tiburón. Por lo que aquí es donde se abre el debate. ¿Estamos ante una migración paulatina, y con este último termino no me refiero a la ducha de Paula, de animales poco habituales en nuestras aguas?


Porque el calentamiento del planeta sí que está haciendo mella en nuestro océano y ya se nota en la templada temperatura del atlántico. Sin ir más lejos, porque acabaríamos en el Mar Cantábrico, muchos veraneantes de las costas andaluzas hacían referencia a lo caliente que estaba el agua del mar, algo que antes nunca habían sentido. ¿Se imaginan ustedes estar sufriendo una temperatura de 38 grados centígrados y meterse en el mar para refrescarse y encontrarse la sorpresa de que se están bañando en un gran plato de sopa?


Si hace tan solo unos veranos, el mayor peligro de nuestras playas eran las medusas y el horrible picor que te dejaban tras su contacto, a partir de este año, el acecho marino no tendrá veneno pero si dientes como sables. Así que, si antes nuestro primo nos orinaba en la pierna, zona donde nos habia picado la medusa para aliviar el escozor, este verano cuando salgamos del agua, no tendrá donde orinarnos, ya que no habrá ni pierna, ni brazos, ni nada.


Esperemos que todo vuelva a la normalidad, porque ya sólo nos faltaba vivir excitantes veranos con playas llenas de tiburones y fríos inviernos con Gran Canaria llena de pingüinos y focas, aunque esta imagen no creo que nos extrañe tanto, ya estamos acostumbrados a las Fiestas de Fin de Año.


Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s