MULTIMILLONARIOS AL 50%…



Que tranquilidad siento. Por fin no seré el único que, teniendo tanto dinero en mi cuenta corriente, hará obras de caridad. Gracias a una campaña promovida por el fundador de Microsoft, Bill Gates y por el inversor Warren Buffet, teniendo este último apellido de tipo de restaurante en el que puedes comer lo que quieras por 6€, más de 30 multimillonarios estadounidenses destinarán el 50% de sus fortunas a fines benéficos.


Y es que cuando veo actos como estos de Filantropía se me encoge el corazón y todas las venas y arterias adyacentes. Ya que con la iniciativa de estos grandes y altruistas benefactores serán muchos los que podrán ver como sus Ong’s u Asociaciones de ayuda a quien sea por lo que sea, tendrán dinero fresco con los que prestar servicios a la comunidad. Pero el único detalle que aún desconocen tanto los beneficiados como los conocedores de esta noticia es, ¿cuándo se podrán hacer efectivos estos donativos?.


Y es que parece que la letra pequeña de esta singular iniciativa, por lo visto, indica que la donación la podrán hacer en vida o, casi lo más probable, una vez muertos. Y claro, así cualquiera. ¿Por qué estos buenos señores que viven con fortunas que en algunos casos superan los 53 mil millones de dólares se van a desprender de la mitad de sus activos cuando en vida pueden seguir derrochando?


Lo lógico en esta circunstancia seria acogerse al sistema de donación “post-morten” puesto que de esta forma ahorrarías en notarios, abogados y administradores de herencias. Pero sobre todo dejarías sin un céntimo a ese sobrino que sólo se acordaba de tí porque eras su tío rico. O a tú última y octava esposa, que al igual que tus anteriores y veinteañeras mujeres, juraron en el altar amor eterno a tí y a tú Visa Oro.


Pero si en realidad alguno de estos archi-ricos y poderosos magnates esta dispuesto a desprenderse de la mitad de lo que tiene habrá que ver si lo hace porque, hacienda está al acecho, o porque la Ong en cuestión es suya y así hace circular el dinero, ya que sino no me acaba de cuadrar.


Yo como amo al prójimo aunque este esté lejano, no dudare en seguir dando la mitad de lo mucho que tengo, puesto que preferiré siempre una vida compartida, a haber partido una vida por no haber compartido.


Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s