SERVICIOS MINIMOS…

Se acerca cuan sigiloso animal depredador, la huelga general del 29 de septiembre. Todos se están preparando para recoger el testigo del que fuera el último parón laboral en nuestro país que data del año 2002. En aquella ocasión una tasa de desempleo del 11,2% provocó que los ciudadanos se echaran a la calle para mostrar su protesta. El seguimiento de la huelga en aquel año y según el gobierno fue del 16%.


Pero si existe una huelga general que cambió el rumbo político en nuestro país esa fue la del año 1988 puesto que tuvo un seguimiento del 90%. Quizá por ese recuerdo, los sindicatos se están esmerando en buscar apoyos, tarea que les está resultando ardua e incluso…difícil. C.C.O.O. y U.G.T. han pedido por activa y por pasiva un seguimiento multitudinario para apoyar un parón que no acaba de convencer a muchos.


Quizá la forma en la que han planteado la convocatoria ha sido lo que más ha molestado, sobre todo a los canarios. Desde los sindicatos han solicitado unos servicios mínimos en el sector del transporte sólo válidos para habitantes de un desierto o isla abandonada ya que pedían tan sólo un vuelo entre islas y uno entre península y archipiélago en todo el día. La verdad que hasta que llegó esta convocatoria de huelga, para mí unos servicios mínimos eran la falta de baños públicos, pero ahora que sé que se trata de reducir a la mínima expresión los servicios básicos he de decir que existe alguna relación con mi pensamiento anterior.


Pero el planteamiento de esta huelga, tan tardío y cuando previamente se han puesto en tela de juicio algunos derechos del trabajador, poco defendidos por los sectores sindicales, hacen pensar que la convocatoria hace alusión quizá más a la posible erradicación de estos órganos que a la defensa de los trabajadores de nuestro país. El control sobre los liberados sindicales y su más que cuestionable función podría ser el primer paso para poner fin a los sindicatos, aunque esto resulte prácticamente impensable.

Se acerca la fecha y sólo ustedes, como afortunados trabajadores, podrán decidir si desean que se les descuente un día de sueldo si van a la huelga o por el contrario, hacen frente a este recorte y apoyan la iniciativa sindical. Yo, como aún no lo tengo claro iré en busca de uno de estos…servicios mínimos, a reflexionar…


Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s