TE PROHÍBO PROHIBIR…

Si tuviera algo más de dinero en mi cuenta corriente, saldo que ahora mismo se caracteriza por estar casi a la par con las pérdidas que generó el crack de la bolsa en 1929, me iría a Italia. Y no a ver al Papa, que por suerte yo aún tengo pápa y máma, iría para visitar algunas comarcas de la “bella Italia” y que últimamente son portada en la prensa por sus singulares noticias, para comprobar que en realidad no estoy siendo engañando.


Desde que en agosto de 2008 el Gobierno de Silvio Berlusconi aprobara un decreto por el que autorizaba a los ayuntamientos italianos a aprobar sus propias leyes en materia de seguridad y orden público, Italia se ha convertido en el centro informativo de las noticias sobre leyes absurdas. Y si no me creen, escuchen(lean) algunas de ellas:


-Se prohíbe pasear por la playa sin ir al menos con una camisa puesta.

-Se prohíbe dar de comer a palomas o gatos callejeros.
-Se prohíbe hacer castillos de arena en la playa.
-Se prohíbe hablar con prostitutas.

-O…se prohíbe llevar minifalda, poca ropa o vestidos escotados.


Pero, ¿qué está pasando en Italia? ¿Acaso sólo sacan leyes para intentar multar a alguna ex-novia por ir ligeramente provocativa? ¿O sólo pretenden que los niños que no puedan hacer castillos de arena en la playa, vean así frenada su ilusión de convertirse en futuros arquitectos ya que Italia prefiere sus ilustres obras arquitectónicas a las nuevas edificaciones?

Sea como fuere, me alegra que un decreto como ese no se haya aprobado en Canarias. ¿Se imaginan ustedes cuales serían algunas de las propuestas puestas en marcha por los regentes municipales?

-Prohibido hablar con la oposición en lugares públicos.
-Prohibido crear alianzas de gobierno que pudieran, a través de una moción de censura, dejarme fuera del Ayuntamiento.

-Prohibido cambiar la prohibición que prohíbe cambiar el nombre de todas las calles con el actual alcalde, aunque después haya otro alcalde.

Y un sinfín de prohibiciones más que podrían darse con la única idea de rozar la irracionalidad como ocurre en Italia. Así que si queremos que esto no ocurra en nuestro país, voto por prohibir a Berlusconi que se presente a presidente del Gobierno Español cuando ya no lo quieran en su país…que aunque se que la Ley prohíbe que así sea, aquí quien hizo la ley, hizo la trampa…



Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s