NI PARQUES, NI PARKINGS…

Hoy quiero hablarles del problema que está presentándose en Canarias. Bueno, el nuevo problema tras conocer que somos la segunda región de la Unión Europea con mayor tasa de paro frente a, por ejemplo, la localidad holandesa de Zeeland. Del problema que las Islas se sitúan a la cola del Estado en gasto medio por persona en 2009 y del problema de saber que encima ahora ya nos nacen baifos con cinco patas. No, el problema del que les hablo trata sobre la imposibilidad de encontrar aparcamiento en Canarias, ¡¡pero en ninguna parte del archipiélago, eh!!


Así lo refleja un reciente estudio en el que se revela que el 47,2% de los conductores canarios se ha planteado dejar de utilizar el coche en sus desplazamientos diarios a causa de la dificultad para encontrar sitio para aparcar. Y es que es normal que así sea ya que cada día resulta más difícil encontrar un sitio donde estacionar sea cual sea la hora del día. Y todo ello sin contar el gasto posterior que hay que hacer si tenemos que pagarle al vigilante oficial de la zona elegido por Real Decreto y que nos ofrece además lavarnos el coche con una bayeta que parece tener vida propia.


Hasta hace unos días, y desde diciembre del pasado año, podíamos aparcar. tranquilamente en Las Palmas de Gran Canaria sin pagar la zona azul, peeero, el Ayuntamiento ha vuelto a activar los parquímetros cual máquinas tragaperras y nos ha convertido otra vez en ludópatas de la zona de pago.


Aunque aún hay una salvación y esa es una nueva área habilitada y gratuita que es la zona verde. Así que raudo y veloz me suscribí a Greenpeace para mostrar en el ayuntamiento un justificante que me mostrara como ecologista y aparcar gratis. Pero al final resultó que esta nueva zona es para residentes y no para amantes de la naturaleza.


De todas formas, si ustedes no quieren desesperarse cada vez que tengan que ir a trabajar o salir y obligatoriamente tengan que coger el coche, opten por la alternativa más saludable que no es otra que la bicicleta. Y encima nos sobrará tiempo, puesto que antes llegábamos a nuestro destino en 15 minutos y aparcábamos a la hora y media. Recuerdo que una vez trabajando por la zona de las canteras, estuve buscando aparcamiento seis días y al final encontré un sitio en Telde, y no exagero.


Pues lo dicho, a ir en bici que será más saludable, más económico y encima iremos disfrutando del paisaje. Yo por mi parte pienso predicar con el ejemplo, pero lo haré desde que se me quite el miedo y pueda quitar las dos rueditas auxliares a mi pequeña bici, que aún me cuesta mantener el equilibrio. Mientras, cogeré mi coche como un señor y seguiré poniendo mi cartelito de: “Médico de Urgencias”. Uy, esto último no tenía que haberlo contado.


Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s