15 DIAS EN EL TIBET…

Han pasado tan solo 15 días desde la ultima vez que me dirigía a ustedes a través de mis editoriales y ha pasado el tiempo tan despacio para mí, que parecen haber transcurrido 15 años. Eso no significa que lo haya pasado mal, sino que, más bien, he sabido alargar mis vacaciones de tal forma que mi estado mental me ha proporcionado una tregua. En estos días de asueto, la opción elegida, y he de decir que acertada, fue la del Tibet. Un lugar que me ha servido para recapacitar, reflexionar y encontrarme conmigo mismo.


Si les soy sincero, tuve algo de miedo cuando me personé en las puertas de aquel gran monasterio porque pensaba que había hecho el viaje en balde y no iba a conseguir entrar. Pero una vez que abrieron el gran portón y observaron que llevaba una camisa naranja y mi corte de pelo era el adecuado, no dudaron en dejar que me uniera a los suyos por encajar a la perfección.

En realidad, los motivos que me llevaron a desplazarme hasta tan lejos para disfrutar de un retiro espiritual, pudiendo haber elegido el Roque Nublo en Gran Canaria o incluso las Dunas de Maspalomas, fueron aquellos que me aseguraban que allí no sabría nada del resto del mundo en dos semanas y darle así un descanso a este para que pudiera cambiar. Claro que si me llego a quedar aquí, me habría encontrado con la casi construcción de un teleférico en la zona centro de la isla, o en las dunas algún guiri me habría puesto al día de como va el planeta y era eso precisamente lo que quería evitar.


Y sepan ustedes que en este tiempo de recogimiento en el Tibet me he llegado a encontrar a mí mismo, y en varias ocasiones, ya que mirara donde mirara solo veía señores calvos y feos. Pero lo importante de todo esto es que le he dado una tregua al mundo para que se organizase, se arreglara y encontrármelo a la vuelta de mis vacaciones, en condiciones óptimas para vivir de forma normal pero tristemente, no ha sido así.


Un conflicto en El Aiun que tiene visos de convertirse en un problema internacional y del que difícilmente España va a poder escapar. Unas nuevas reglas ortográficas que hacen que letras tan insignes como la i-griega pasen a llamarse ‘ye’ y otras tantas correcciones más. Un apenado George Bush que asegura no haber estado nunca de acuerdo con la guerra de Irak. Una fecha para un partido histórico como es el Barca-Madrid y que han decidido se juegue en lunes. Y un mundial de Fórmula 1 que, aunque parezca mentira se lo ha llevado Vettel cuando todo parecía indicar que no sería así es lo que me he encontrado a mi vuelta.


Así que creo que estas vacaciones solo me han servido para darme cuenta de que si quiero encontrar la paz en el mundo, el único lugar donde la voy a encontrar es en mi corazón porque tristemente lo demás sigue siendo… la crónica habitual de un día como otro cualquiera…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s