S.U.R.(Solo Unos Restos)

¿Hace mucho que no visitan el sur de nuestras isla? Y no me refiero a las playas, que aunque algunas, como es el caso de Maspalomas, que han sufrido un cambio de imagen albergando más rocas que arena, siguen siendo paradisíacas, si las comparamos con otras del resto del país o incluso del mundo. Yo me refiero más bien, a toda la zona turística: hoteles, centros comerciales o locales nocturnos. Si es así, les voy a contar una cosa.


Hace unos días, en una simple peregrinación informativa, decidí quedarme con unos amigos en un hotel de una prestigiosa cadena y pulsar de esta forma la situación de la zona sur de Gran Canaria. En primer lugar he de decir que la sorpresa fue mayúscula ya no por el trato humano recibido, que fue exquisito, sino más bien por la cantidad de extranjeros que poblaban el hotel y que en su mayoría rondaban los 60 años.

La habitación en la que nos hospedamos dejaba mucho que desear puesto que por arte de “birli-birloque” al entrar en ella, esta nos hacía dar un salto en el tiempo y nos trasladaba a los años 70, época de oro del turismo español tan bien reflejada en las películas de José Luis López Vazquez o Fernando Esteso. Muebles viejos, colchones casi sin muelles y triste aspecto de una habitación que en su día tuvo algo de glamour.

El régimen obligatorio de hospedaje era de “todo incluido”. Buena comida pero mala bebida. Y un sistema que repercute negativamente en los locales que aún sobreviven en la zona de Playa del Inglés. Pero si hay algo que me desconcertó por completo y me desencantó aún más fue en el exterior al comprobar el estado de algunos centros comerciales que en su día fueron punteros. Alto porcentaje de ellos cerrados, otros tantos desatendidos y muchos convertidos en locales de alterne.


Y si les hablo de la noche, se me ponen los pelos de punta. Antes te ofrecían entrar a los locales de moda, ahora simplemente te ofrecen droga o tomarte algo en algún local de striptease. Recuerdo en mi etapa universitaria ir algún que otro jueves al sur de fiesta y encontrarme buen ambiente, gente de otros países con la que poder practicar la lengua inglesa y ni una pelea. Ahora la imagen es lamentable, mucha prostitución y algo aún peor, carteristas que esperan que el nivel de alcohol de estos extranjeros de avanzada edad sea el óptimo para robarles sus pertenencias en un despiste.


Lo que antaño fue una zona turística emblemática de España, se ha convertido en la triste imagen de algo que no corresponde con nuestra isla. Y si los políticos hablan de rehabilitación, yo hablaría primero de desintoxicación. Aunque para acabar con las malas hierbas, estas hay que arrancarlas de raíz y ahí es donde está el problema, en los despachos de algunos. Así que si Gran Canaria quiere salir adelante, más vale que empiece a buscar otro sector que explotar, porque lo que es el sector del turismo, ya más no lo podrán sangrar…

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s