PAPA NO…ES….

¿Desde cuándo tenemos la tradición de regalarnos el 24 de diciembre? Pues para todos aquellos que desconozcan el por qué de esta costumbre, comentarles que la misma se remonta al año 345, fecha en la que murió San Nicolás y que desde entonces se ha convertido en el día para entregar un presente a aquellos seres cercanos puesto que eso es lo que hacía este Santo, entregar regalos a los que no tenían. Incluso el gran saco que siempre ha acompañado a Santa Klaus, denominación alemana del susodicho, tiene su historia. Cuenta la leyenda que desde que el santo regaló a una recién casada que nada tenía para su boda, un saco lleno de monedas de oro como dote, la imagen le ha acompañado desde entonces.

Pero lo que más me ha llamado la atención del origen de Santa Claus o Papa Noel ya no es qué hacía, si le gustaba o no saltar a la pata coja o cuales eran sus platos favoritos. Lo que realmente me ha sorprendido ha sido saber que siempre fue vestido de verde, era delgado y nada de barbas o pelo blanco. Su actual apariencia se la tiene que agradecer a una conocida marca comercial de refrescos de cola que fue la que transformó en 1931, al bueno de Noel en un bonachón abuelete con traje rojo y botas negras.

Y claro, al conocer este dato me ha extrañado muchísimo que un personaje característico de las navidades sí halla sufrido un cambio de imagen, pero 3, como son los Reyes Magos sigan vistiendo igual. Porque a nadie se le escapa que los reyes de hoy en día, se dediquen a la magia o a vivir del cuento, no visten así. ¿Se imaginan ustedes a Melchor con un traje de "Guchi" y engominado? ¿O a Baltasar con chaqueta y sin corbata al más puro estilo Obama? La verdad es que ningún niño se acercaría a ellos pensando que por un caramelo estos les iban a pedir un voto o consejo ante un conflicto diplomático internacional.

Lo que sí es muy poco acertado es que al bueno de Papa Noel le hayan puesto la nariz como un pimiento morrón, que aunque sabemos que es del frío por vivir en el Polo Norte, los de la prensa rosa ya han estado diciendo que se ha dado a la bebida al ver que no llega a fin de mes con tanto regalo que tiene que comprar. Y si hablamos de lo de los renos, eso ya es mala uva porque no es de recibo que tenga que trabajar con unos cornudos. Así que Papa Noel, si me estás escuchando, búscate en primer lugar un estilista puesto que el terciopelo rojo ya no se lleva, deja la bebida (si es verdad lo que dicen) para que recuperes el color habitual de cualquier nariz y de paso traeme un Scalextric, un coche teledirigido y una "pley-esteision". ¿O qué te creías, que yo no te iba a pedir nada?

Esta es la crónica habitual de un día como otro cualquiera...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s