ENGANCHA 2.1

el

 

Es imposible tener más de 150 amigos. Y hablo de amigos reales, humanos, con apariencia física o incluso sentimientos. Lo resalto porque es uno de los detalles que refleja el último estudio sobre adicciones que pone en relieve el grave peligro que sobre nosotros se cierne al abusar tanto de internet y sus redes sociales como del uso de los smartphones o teléfonos móviles con acceso a internet. La cifra es tan preocupante que uno de cada cuatro españoles, lo que representa un 25%, padece algún tipo de trastorno de conducta relacionado con una adicción sin sustancia.

Y es que, aunque ya lo haya reflejado en otras ocasiones, nuestra sociedad corre el peligro de sentir una dependencia extrema a estas nuevas tecnologías. Otro de los datos que refleja el estudio resalta que se considera peligroso navegar durante más de tres horas al día por internet sin hacerlo por motivos de trabajo. Además interrumpir nuestra jornada laboral durante 15 ó 20 minutos para atender las redes sociales también entra dentro de los parámetros de nuevas adicciones.

 

Tal fue el caso de Ramiro Laflor, un compañero de trabajo que fue despedido por generarle a la empresa un millón de euros en 3 meses, en gastos generados por el mal uso del teléfono de empresa. El bueno de Ramiro, se conectaba a internet con el smartphone de la empresa sin tener este la tarifa plana de datos contratada. Las páginas que se encontraron iban desde las más conocidas como facebook o Twitter hasta las webs visitadas a través de Google de las que se pudo rescatar: “Cómo hacer que nadie se de cuenta de que debes un millón de euros” o “Si en tres meses no se han dado cuenta de que no trabajas, ¿por qué seguir haciéndolo?”

 

Además el pobre Ramiro estuvo contestando durante tres semanas seguidas a todo lo que se escribía, decía o publicaba en Facebook, lo que le provocó que le apodaran el “Me gusta” (y esto solo lo entenderán aquellos que tengan Facebook. Así que sean responsables con el uso de estas tecnologías, no vaya a ser que corran la misma suerte que Ramiro. Y ahora si me permiten, me ausento 15 ó 20 minutos de mi puesto de trabajo que tengo que ir…al baño.

 

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s