ALISIO EN EL PAIS DE LAS MARAVILLAS…

el

 

Esto ya es pasarse de castaño oscuro a negro azabache. Y no hablo de cambios en tintes de pelo porque es un tema en el que me pierdo, hablo de las temperaturas que estamos teniendo. Siendo el de nuestra isla, y el de Canarias en general, un clima diferente al del resto del mundo por las temperaturas constantes, en estos últimos días, el descenso de las mismas ha provocado que más de uno sufra lo que en términos científicos se denomina como “Virugitis Constantis”.

Como ustedes bien saben, porque del tiempo sabemos todos, y sino no sería el recurso más habitual ante la falta de temas de los que hablar, Canarias se beneficia de los Alisios. Unos vientos que nada tienen que ver con las Alisias, palabra que no existe pues está mal escrita y con tan poco parentesco igualmente con el Clan de las Alicias: Grupo de mujeres que, marcadas por el libro de Lewis Carroll, pusieron durante décadas, el nombre de la protagonista del libro a su descendencia.

 

Y como una vez más me salgo del tema en cuestión, lo retomo destacando que estos vientos, los Alisios, al circular entre los trópicos, son portadores de temperaturas cálidas y constantes. Hasta el momento y habiéndome inventado la mitad de lo dicho, supongo que nadie se habrá perdido ¿no? Pues al parecer se ha retrasado la entrada de los vientos del noroeste y debido a esto,  el frío se ha apoderado de nosotros y de qué forma. Y ahora que lo pienso y veo que hay retrasos de por medio, estoy seguro de que esto es también culpa de los controladores aéreos.

 

Y es tanto el frío que estamos pasando que ya la gente no mira primero en los periódicos las esquelas, sino que buscan directamente el informe de la agencia estatal de meteorología. Luego sí, miran las esquelas a ver si alguno ha estirado la pata por culpa del frío. Tal fue el caso de Nicasio Nirolex, un vecino de Tejeda, natural, naturalmente de Dakota del Sur y que sucumbió a las bajas temperaturas por culpa de su fobia a sonarse. A Nicasio le daba tanto miedo sonarse que por esto el agüilla que se le acumuló por tanto frío en las fosas nasales, se le acabó convirtiendo en estalactitas y el tapón formado le mató al no dejar entrar aire.

 

Así que, lo mejor será abrigarse cual muñeco de Michelín hasta que el frío pase y una vez que esto suceda, ya tendremos tiempo de quejarnos del calor que hace…

 

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera…

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Heya this is kind of of off topic but I was wanting to know if blogs use WYSIWYG editors or if you have to manually code with HTML.
    I’m starting a blog soon but have no coding knowledge so
    I wanted to get advice from someone with experience.
    Any help would be enormously appreciated!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s