CUATE…AQUI HAY TOMATE….

el

No saben ustedes la alegría que siento al conocer que según un estudio de la Universidad Complutense de Madrid, el Ketchup, previene el cáncer. Y es que al parecer, el consumo del tomate y gracias al efecto beneficioso que tiene el licopeno – carotenoide, éste reduce la incidencia de distintos tipos de cánceres, sobre todo frente al cáncer de próstata.

Y es que me alegro mucho, ya no sólo porque la ciencia siga avanzando con el objetivo de alargar nuestra vida y erradicar enfermedades como el cáncer, sino que también me alegro porque por fin, se pone fin, al sinfín de constantes adjetivos descalificativos que se ha llevado esta rica salsa a lo largo de décadas. Que si es un mal sucedáneo de la salsa de tomate. Que si pica mucho. Que si no hay nada como el gazpachito…

Pues sepan ustedes que aunque en realidad es el tomate el que resulta ser beneficioso a la hora de prevenir el cáncer, el Ketchup por tener ese toquito picante, ese regusto ácido y además ser el que más niveles tiene de concentración de licopeno lo convierten en el elemento ideal para la prevención contra la enfermedad. Según el estudio, la dosis, para que este sea efectivo, es de tres bolsitas de ketchup de 10 mililitros al día.

Y es que en lo que a prevención se refiere no hay quien me gane puesto que desde que me he enterado de este nuevo remedio mi dieta incluye Ketchup por doquier. Desde que me levanto hasta que me acuesto, el ketchup está presente en mi vida. Y empiezo por el desayuno, con un buen cafecito con leche y un chorrito de ketchup. A media mañana me como un bocadillo de pasta de mebrillo con un chorrito de Ketchup y en el almuerzo y la cena, tanto al potaje como a la ensalada, su chorrito de ketchup no hay quien se los quite.

Y vuelvo y reitero mi alegría por avances como estos que nos harán la vida mejor ante enfermedades tan adversas y mortales como el cáncer pero no hagan como yo, que con lo aprensivo que soy, los remedios los convierto en obsesiones y cualquier cosa en exceso es mala. Y ahora si me permiten voy a aclararme la garganta pero como se me ha terminado el agua, un vasito de Ketchup no me vendrá nada mal. ¿Se apuntan?

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s