QUEDA INAUGURADA…ESTA EDITORIAL…

el

¿No notan ustedes que de repente como si de una olimpiadas o mundial se tratara, tras cuatro años  se empiezan a ver nuevas instalaciones mires donde mires? Si hasta el momento no me han entendido, voy a intentar ser un poco más clarito. Se acercan las elecciones y comienza la carrera por ver quién inaugura más rápido. Y es que es una alegría ver como poquito a poco van saliendo todos los proyectos ideados y puestos en marcha hace aproximadamente tres años y poco, por aquellos que buscan llamar la atención tiempo antes de los comicios que tocan.

Las agendas informativas se saturan de actos de inauguración, pero lo de la prensa escrita (y dependiendo del color con el que escriban) es peor, puesto que  nos muestran al día siguiente de los actos en cuestión, caras sonrientes y sinceros apretones de manos de todos los allí presentes. Por cierto, respecto a este último comentario, hasta hace un tiempo no entendía porque los políticos sólo dan la mano a los ciudadanos un mes antes de las elecciones. Pero tras mucho fijarme, me he dado cuenta que son tantos los apretones de mano que dan y que buscan en este tiempo, que es normal que no les quede fuerza los 3 años y medio siguientes.

Y es curioso porque llegadas estas fechas los políticos no salen de casa sin incluir en su maletín de inauguración, junto al portafolios de decretos y leyes urbanísticas poco legales y la manzana para el recreo, un kit de inauguración que incluye: una tijeras para cortar la cinta del sitio a inaugurar y un discurso modelo expresamente escrito para la ocasión. Y no crean ustedes que los que inauguran sólo son aquellos que regentan Ayuntamiento, Cabildo o Gobierno. No señores, aquellos del partido que inaugura y que en el futuro tienen la intención de meter la patita sea donde sea también aparecen en las fotos merodeando y buscando un hueco para la posteridad.

Hasta el momento hay un político que está batiendo todos los récords. Como comprenderán no puedo dar su nombre porque eso le daría aún más ventaja sobre el resto. Pero sólo puedo decirles que tiene una media de 4 inauguraciones diarias. Ya desde los diferentes estamentos políticos le llaman el pichichi de la cámara. Es tal su destreza al moverse por los lugares, que en una misma localidad inauguró un centro de salud, una guardería, un semáforo y hasta la ropa adquirida en las rebajas de una señora que pasaba por allí.

Y me dará mucha pena esas fábricas de cintas rojas que verán como su negocio no volverá a prosperar hasta dentro de cuatro años. Lo bueno de todo esto, que tendremos nuevas infraestructuras en estos meses. Lo malo, lógicamente, que serán las únicas  que veamos en los próximos cuatro años.

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s