YO TAMBIEN PIQUÉ…

el

 

Desde hace unos meses no se habla de otra cosa y la noticia de la que les voy a hablar ha conseguido fusionar la prensa rosa con la deportiva. Y es que desde el mundial de fútbol de África, mundial por cierto que ganó España (hay que aprovechar cualquier ocasión para recordarlo) el idilio entre un futbolista y una cantante ha llenado portadas de todo el mundo. Y no les hablo de Iker Casillas y Sara Carbonero, que aunque él es futbolista, ella sólo da el cante por sus bonitos ojos. Hablo de Gerard Piqué y Shakira.

Al parecer, el que fuera jugador suplente del Manchester United, todo sea dicho, ha conseguido ser el protagonista del año tras su romance con la colombiana. Pero desde que la noticia se hizo pública, de forma muy certera por Piqué puesto que dejó con la miel en los labios a miles de paparazzis, hasta hoy, se ha escrito de todo. Decía que el futbolista dejó en la estacada a los fotógrafos siendo él el que publicara una foto de su nueva compañera en una red social, cuando una instantánea de los dos juntos alcanzaba cifras astronómicas.

Pero, ¿qué tienen los futbolistas de primera división e internacionales que consiguen, ya no sólo ser aclamados por medio mundo, sino también relaciones sentimentales sólo reales en sueños para el resto de los mortales?. La respuesta es clara, dinero. ¿O acaso recuerdan ustedes a algún jugador de la división de plata o de tercera regional que haya salido con Madonna, Beyoncé o alguna de estas buenas señoras?

De todas formas no quiero quedar ahora como un envidioso puesto que yo también salí con Shakira y me alegro de que nuestra relación terminara puesto que todo era: ¿Vamos a dar una waka-vuelta? ¿Te apetece una waka-hamburguesa? ¿Quieres que te haga un waka-masaje?. Y eso sin contar lo difícil que era limpiarle el ombligo con un bastoncillo de algodón. Cada vez que lo intentaba empezaba a mover la barriga como sólo ella sabe hasta que terminaba abandonando la tarea por aburrimiento.

Y como les digo, no soy rencoroso y me alegro mucho por los tortolitos pero sí me gustaría mandar un mensaje a los periodistas deportivos. Hablen de fútbol cuando del barcelonista se trate y dejen que sean los otros, que también se hacen llamar periodistas, los que se metan en su relación sentimental porque a estas alturas y tal y como está la televisión ya lo único que me faltaba por ver sería un “Estudio Estadio Deluxe”. Por favor, que sean los futbolistas y no los periodistas, los que toquen las pelotas.

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s