LUNA, LUNERA, CASCABELERA…

el

 

Mañana es el gran día. Mañana, desde casi cualquier parte del mundo, menos la parte en la que sea de día obviamente, la luna se podrá ver como no se ve desde hace 18 años. Un fenómeno que ya ha adquirido el nombre de Super-Luna puesto que el astro alcanzará su tamaño máximo, siendo éste un 14% mayor y generando una intensidad de un 30% más en su luminosidad.

Pero no se crean ustedes que la Luna estará tan cerca que casi podremos tocarla, estará cerca sí, pero no significará tampoco que su tamaño se haya incrementado, tan sólo que, acostumbrados a verla a una cierta distancia, el que en esta ocasión esté más próxima, hará que podamos ver pues por ejemplo, ondear la bandera que allí dejaron los americanos el día que pisaron la luna por primera vez, o los restos de otras misiones lunares internacionales y de las que nunca se habló.

Lo que sí dicen que no sucederá mañana es, la serie de catástrofes naturales como terremotos o erupciones volcánicas. Argumentos que los más fatalistas han aprovechado para hacer públicos, destacando que éste podría ser el inicio del fin del mundo. Muchos incluso achacan la cercanía de este fenómeno con el resultado del terremoto y posterior tsunami que tristemente ha asolado Japón. Pero creo sinceramente que, aunque sea cierto que la luna tiene cierto influjo en las mareas, meter miedo después de lo ocurrido en el país nipón, no es de personas racionales.

Pero lo que está claro es que, lo que la hiper-mega-luna de mañana nos dejará será, una bonita y romántica estampa de luz y tamaño, y si somos consecuentes con esto, la alternativa natural nos servirá para ahorrar algo de luz en nuestra factura. ¿Cómo es que no se les ha ocurrido a los del gobierno proponer como medida de ahorro energético, que todos los españoles no enciendan mañana la luz de sus casas y se aprovechen de la cantidad de luminiscencia que desprenderá la luna en todo su esplendor?

Por cierto, que con tanto jaleo de la luna grande y demás, me había olvidado recordar que mañana es el día de los padres, además de ser el santo de los ‘Josés’ y las ‘Josefas’ por lo que en un día tan importante no se olviden de comprar un regalito a sus padres (y entiéndase por padres a los de género masculino, lo digo por la confusión que genera el término abarcando antes este padres y madres), pues como les decía, para mostrarles cuanto les quieren y cuanto se acuerdan de ellos. Yo, le he comprado a mi padre una horrible corbata de lunares… para que luego digan que el influjo de la luna no va a dejar  desastres en la tierra…

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera…

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. monica dice:

    a mi no me afectaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa… la luuuuuuuuuuuuuna llena.

    1. Peri dice:

      Y los hombres lobo…???? jejeje…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s