PACTO ENTRE LOBOS…

el

Queda muy poquito ya para que nos bombardeen a través de la campaña electoral con mensajes cargados de armonía y promesas, así que antes de que eso ocurra, puesto que una vez que se abra el periodo de campaña no tocaré la política hasta que pase el temporal, me gustaría hablarles de lo que probablemente sucederá, y como siempre pasa, tras los comicios que se avecinan, los pactos.

Pactar, según el diccionario que me gusta consultar, es “convenir estipulaciones para acabar un trato, comprometiéndose los implicados a cumplir su parte”. O lo que es lo mismo, acordar, antes de que el pastel se enfríe qué jugosa parte me voy a quedar yo y cuantos trozos te vas a comer tú. Y es que, así es nuestro estado político, una gran tarta de la que todos desean comer y algunos glotones si pueden, ni invitar.

Pero hay algo que sigue sin gustar a los electores, que no son aquellas personas que disfrutan leyendo la letra ‘e’ sino los que votan, y es la forma que tienen los candidatos de llevar sus componendas y teje-manejes. Un ejemplo: a usted como padre o madre no le gustaría saber que yo, un chico apuesto y que cuenta con varias pretendientas en el barrio tengo pensado echarme novia pongamos…el 22 de mayo, y que antes de esa fecha ya estoy asegurando que no voy a cerrar la puerta a cualquier opción que se me pueda presentar. Y sí tengo que salir con dos, también estaría dispuesto. Pues como padre o madre, estaría indignado.

Pues algo parecido pasa con los partidos. ¿Cómo puedes hablar de con quién vas a pactar y con quién no antes de saber siquiera si eres el apuesto chico del barrio que todas las pretendientas desean? A mí ya no solo me parece una desfachatez, sino una total ausencia de valores políticos porque, como sabes que ya no tienes tanto atractivo, al final si te tienes que fijar en la más fea porque esta te ha guiñado un ojo, así lo harás.

En definitiva y para que no se me pierdan, qué en mi opinión es una vergüenza que el voto no sirva para nada porque si voto lo hago a un candidato y a un proyecto, no a un grupo que se lleva mejor con éste o con el otro y que ya se encargará de ostentar el poder como les venga en gana haya quien haya ganado. Así que les propongo que hagamos un pacto, vótenme en las próximas elecciones a mí, que aunque no me presento, por muchos votos que saque, les aseguro que no gobernaré y eso es porque no conozco a ningún político que quiera pactar conmigo.
Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s