HACIENDO AMIGOS…

el

Dicen que hoy se abre el plazo para la declaración de la renta con atención presencial, lo que supone que hoy ya nos podemos sentar frente a frente con la persona que determinará, pacientemente, si somos tras el resultado, mucho más pobres o ligeramente menos. Y es que cuando se trata de hacer algo así, como esta declaración de bienes, ingresos gastos y demás a uno se le pone la piel de gallina por el temor a olvidar algo qué pueda ser considerado por los de hacienda como fraude.

Y es que para mí un fraude siempre ha sido la política, la segunda temporada de El Coche Fantástico o incluso la reencarnación, y esto lo digo porque todavía no me he encontrado a nadie que me conozca de otra vida. Pero considerar un fraude el que de repente se te olvide pues poner en tu declaración que el año pasado compraste un Ferrari lo veo desmesurado, sobre todo cuando este era para el cumpleaños de tu sobrino y encima te lo dieron sin pilas.

Al parecer, este año los del fisco, que te confisco, recibirán en Canarias más declaraciones peeeero, devolverán menos dinero y esto ¿a qué se debe? se preguntarán ustedes. Pues considerando mi último Master en Gestión, Dirección y Eliminación de Empresas, considero que el motivo radica en  que se presentarán más declaraciones porque algunos, con la sana intención de que les devuelvan aunque sea lo más mínimo, lo intentarán pero dado el alto índice de parados que tenemos, éstos que la han presentado al no tener ingresos, no habrán tenido retención alguna que les sea devuelta.

Y es que sólo los más entendidos en economía y en la filosofía del género alfanumérico serán conscientes de qué hacer para que aquellos que nos obligan a hacer la renta les devuelvan. Lo digo sobre todo por mi primo Nemesio, que terminó en la cárcel por culpa de los de hacienda. Y es que al no saber qué era deducible no incluyó la adquisición de un inmueble sito en el centro comercial Cita. Al poco, lo llamaron los inspectores y cuando le dijeron que porque había omitido cosas en su declaración, acabaron metiéndolo en la cárcel. Pero no fue por lo que dejó por incluir en su renta, fue por el miedo que le entró ya que por declarar, declaró hasta haber sido el que disparó a Kennedy.

Así que mejor voy declarando que me declaro en suspensión de pagos y de reintegros a ver si así consigo algún ingreso porque como tenga que explicar que vivo en Ibiza y todos los días voy a trabajar a Firgas, algo se va a descubrir. De todas maneras, no creo que me pase mucho, porque como está demostrado en España, si hay dinero no hay pena, la pena la pasan, quienes no lo tienen.

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s