CABEZA DE LISTA O…CABEZA DE TURCO

el

Ya está hecho. Se acabó la polémica, las componendas de unos y otros y sobre todo, los rumores. El Partido Socialista ya tiene al cabeza de lista de la formación para aspirar a la presidencia del Gobierno en 2012, Alfredo Pérez Rubalcaba. El aspirante, presentado este pasado sábado tras el Comité Federal del Psoe, llega a la candidatura tras una serie de polémicos sucesos que han ensombrecido ligeramente la designación.

La solicitud del responsable de los socialistas en el País Vasco, Patxi López, de iniciar un proceso de primarias y la retirada de Carme Chacón han marcado finalmente los designios de la resolución de este proceso. Y es que si Chacón hubiese seguido adelante, se habría retrasado mucho la designación del candidato o candidata a las generales de 2012 y sinceramente, lo que menos le sobra a los socialistas ahora mismo es tiempo.

Rubalcaba tendrá 10 meses para convencer a los españoles de que la crisis no la ha creado el Psoe, que las medidas impulsadas por Zapatero son efectivas a largo plazo y sobre todo que sí continúa en el Gobierno podrá terminar definitivamente con Eta, una de las grandes bazas del actual Ministro del Interior ya que los resultados de su política antiterrorista le avalan. Ahora bien, muchos se preguntan sí, aunque sea Rubalcaba el capitán del barco de izquierdas en los próximos comicios, éste podrá revertir la rebelión popular demostrada en las urnas el pasado 22M.

Pero fíjense que sería muy curioso, y no me llamen loco sí me atrevo a afirmar lo siguiente que es qué, si ganara el Psoe las generales (de ahí que puedan pensar que estoy loco), los de izquierda tendrían que vérselas con un país que ha teñido de azul su representación en Gobiernos Regionales, Cabildos y Ayuntamientos. Y digo yo, ¿no estaría de esta forma el poder un poco más repartido? porque si traducimos una victoria masiva de los populares también en 2012 en las urnas, esta se presentaría como el poder absoluto en uno y otro ámbito, y sea el que sea que esté, no debería tenerlo todo a su favor.

Por lo que, y con esto termino, me gustaría recordar lo que un día un marinero me dijo y fue que: aquel que gobierna un barco, sí siempre tiene el viento a su favor, llegará el día en el que acabará chocando su nave contra los arrecifes. Por lo que espero que el poder esté compartido y sea el navío de un color u otro el que surque los mares de la política, éste tenga algo de viento en contra, porque les recuerdo que en ese barco, viajamos nosotros.

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s