PLENO AL 15…

el

 

Este pasado fin de semana, tuvo lugar en toda España, lo que algunos llaman, la confirmación de la fiesta de la democracia. Un día, en el que se constituían todas las corporaciones municipales a lo largo y ancho del Estado español. Y aunque es cierto que para muchos la llegada al poder de nuevos alcaldes o alcaldesas o la consecución de los mismos regentes anteriores demuestre que existe una democracia explícita en España, para otros muchos, la ley electoral sigue siendo muy injusta.

Se preguntarán por qué después de que ya ha pasado la tormenta, sigo recordando algo que muchos desean olvidar y mi insistencia no tiene otro objetivo que resaltar que se pueden hacer las cosas aún mejor. Mi buen amigo Alejandro Granados, profesor de yoga y persona muy reflexiva, hacía alusión a un sistema poco convencional y algo descabellado pero con una base ciertamente acertada. Según él, la forma ideal para gobernar, sería que cada candidato lo hiciera un año.

Lógicamente, no podría superarse los cuatro candidatos, aunque hubiera más formaciones políticas, porque así cada uno tendría la posibilidad de gobernar sus 365 días y demostrar cuan eficiente es. Y no se piensen que habría que cambiar estructuras políticas ni nada por el estilo. Lo mejor de todo es que se mantendrían el resto de concejales y solo cambiaría el responsable que también seguiría formando parte activa de la corporación, lo que haría que todos trabajaran codo con codo.

Y sí alguno se pregunta qué beneficio puede sacar un Alcalde en un año y tener que esperar otros 3 para intentar volver a gobernar, es muy sencillo. Demostrar que en realidad quiere hacer algo por su municipio y no le importa compartir su experiencia e ideas con el resto siempre que el objetivo final sea, beneficiar a los ciudadanos de su localidad.

Pero después de que tras tantos años y años de democracia y disconformidades con la Ley Electoral vigente, veamos que un cambio así no se lleva a cabo, demuestra que el único interés que mueve a aquellos que anhelan sentarse al frente de una corporación reside en hacer y deshacer a su antojo, independientemente de cómo pueda repercutir en las personas a las que supuestamente debería beneficiar.

Por lo que desde hoy, propongo este nuevo sistema ejecutivo de gobierno anual y compartido y con el que a buen seguro saldrán beneficiados todos los votantes y no los políticos. Es por ello, que adelanto que no saldrá adelante, porque cuando del bienestar del pueblo se habla, siempre se corre un tupido velo…

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s