EPI…CUREO Y BLAS…FEMO

el

 

Desde hace décadas, tiempo en el que la homosexualidad ha conseguido integrarse de manera natural en esta sociedad casi civilizada, se han venido reclamando muchas injusticias que han tenido lugar a lo largo de la historia. Por suerte, para el colectivo homosexual, muchas de ellas han sido puestas de relieve y han dejado de ser ya causas ilícitas pero ha habido una reclamación reciente y sin sentido con la que quizá no deberían continuar.

Les hablo de la petición popular, y que desde hace unos años se viene oyendo, de declarar abiertamente homosexuales a los muñecos infantiles, Epi y Blas. Y es que para aquellos que crecimos dentro de un entorno educativo ideal, gracias a programas como Barrio Sésamo donde podíamos ver a estos muñecos, se nos antoja ciertamente caprichosa esta petición puesto que desde el año 1969, fecha en la que hicieron su aparición en la pequeña pantalla, lo que han demostrado ser estos inseparables peluches es, buenos amigos, nada más.

Es verdad que si lo analizamos en un contexto actual, podemos pensar que dos varones (aunque se trate de marionetas) que viven juntos, pasan el día juntos e incluso duermen juntos, aunque en camas separadas, podría resultar sospechoso, pero hasta ahí, nada más. Porque no dejan de ser un mero elemento educativo a través del cual muchos aprendimos, gracias a Epi, como podíamos sacar de quicio a nuestros hermanos y hermanas con preguntas desquiciantes como hacía él con Blas.

Y aunque parezca curioso han sido muchos los que han solicitado a la compañía Sesame Workshop que declare a la pareja abiertamente homosexual e incluso los case. Algunos artículos al respecto señalan que se han recogido más de cinco mil firmas para que la petición sea tomada en serio. Aunque desde la organización responsable de Epi y Blas ya han descartado esa posibilidad y han asegurado que estos referentes infantiles se crearon para enseñar a los más pequeños a que pueden ser amigos de aquellos que son tan diferentes a ellos.

Pero sí hiciéramos caso a cualquier ‘alocada’ petición por tener una vaga sospecha, Starsky & Hutch se habrían convertido en Stacy & Cuchi. O Clark Kent cada vez que se ponía el traje de Superman lo hacía por su amor a la licra y a la ropa ajustada. No queridos amigos, desde mi punto de vista, los referentes infantiles deben ser asexuales ya que a esas edades hay cosas, sean heteros u homos, que no deben tener presencia hasta alcanzada la edad adecuada, y es que como dijo Anatole France; Para que un niño sepa qué le corresponde, se le exige que no sepa nada.

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s