THESE SHOES ARE MADE FOR WALKING…(ESTOS ZAPATOS SON PARA CAMINAR)

el

La visita del Papa nos ha dejado miles de imágenes para el recuerdo. Muchas de ellas pasarán a la historia por resultar gratificantes para aquellos que son creyentes y vieron como el sumo pontífice se dirigía a ellos a través de su mensaje de paz y amor. Otras instantáneas que permanecerán en la retina (y en la piel) de otros tantos, serán aquellas referentes a cargas policiales y manifestaciones frustradas. Pero yo sinceramente me quedo con una en la que quizá no hayan reparado. Les hablo de los zapatos del Papa.

Sí fuera irrespetuoso, diría que Susan tenía un bonito calzado, pero como me educaron de otra manera, diré que su Santidad, calzaba unos distinguidos zapatos. Los más observadores, se habrán dado cuenta del llamativo color que sobresalía de la blanca túnica del Papa, el rojo intenso de sus zapatos. Pero sepan que este no atiende a un capricho derivado de la última moda papal o haya sido una idea de la revista de tendencia en moda eclesial en calzado llamada “Papatos”.

Al parecer, el que el Papa lleve zapatos rojos tiene su historia y esta, se remonta al año 1276 cuando el pontífice Inocencio V  comenzó a vestir con sotana blanca porque quería seguir vistiendo el color de su orden,  manteniendo sólo en rojo los zapatos, puesto que antes los Papas vestían completamente de ese intenso color. Un color que Juan Pablo II no quiso para sus pies y que sustituyó por el color marrón café en su calzado, con el que él mismo aseguraba, se sentía más humilde.

Pero el Papa alemán Benedicto XVI, volvió a recuperar esta costumbre y regresó al rojo intenso. Algo que no gustó a muchos puesto que también la historia atribuye este color al poder económico de aquellos que podían tener zapatos de este tipo y que los distinguía del pueblo llano. Aunque desde la Iglesia aseguran  que el rojo es el color de la sangre que derramó Cristo en la Tierra. En mi opinión, es un color que no pega con el blanco.

Porque no veía tal descontrol cromático desde Julio Iglesias, que fue el primero, después de los “Papas…& The Mamas” claro, que se arriesgó a experimentar con extremas combinaciones. Pero como se trata de que sean cómodos y te sirvan para caminar da igual el color que tengan porque siempre habrá dispares historias al respecto. Así lo afirmaba Carl Gustav Jung cuando dijo que; “El zapato que va bien a una persona es estrecho para otra: no hay receta de la vida que vaya bien para todos”.

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s