“Loterías de la vida”. La gente busca su suerte en el Gordo de Navidad.

A esta hora puede que usted sea millonario o millonaria. Eso teniendo en cuenta que haya jugado a la lotería de Navidad. Una costumbre que para muchos se convierte en obligatoria más que en una oportunidad de hacerse rico. Cierto es que en esta ocasión el premio es, de 400 mil euros al décimo, bastante superior al de otros años pero que realmente no hace casi frente a otros sorteos semanales.

Es tanta la ansiedad que genera esta costumbre que los hay que se gastan hasta los ingresos que no tienen para formar parte de aquel grupo, ya sea de amigos, familia o trabajo, que han comprado un décimo. Al parecer, hasta el nuevo Presidente del Gobierno de España podría haber comprado una hoja entera ampliando así las opciones de sacar de la crisis a la nación.

Muchos sectores de la población en este día tan especial se han dedicado a buscar la fecha que más les ha marcado en 2011 o incluso la más acorde con sus trayectorias. Que si el nacimiento de la nieta; que si el día que le salió la primera arruga a la tía antipática de la familia o la fecha en la que circuncidaron al primo Luisito. Números y combinaciones tantas como imaginación poseen los españoles.

Pero en estos días también ha habido estudios que han mostrado cuál podría ser el número afortunado. Como el del diario ABC (www.abc.es) que tras documentarse y usar una fórmula matemática con los resultados del bombo del sorteo desde 1812, han conseguido que saliera el número 11515. Número que tras anunciar el estudio de marras, se ha agotado en casi todas las administraciones donde estaba a la venta. Curiosamente, por cierto, el gordo ni se acercó…

Yo como soy más de cifras lógicas, este año he jugado al 43210 porque explica muy bien cómo ha ido mi economía desde que participo en este juego siendo: el 4 el número de veces que he jugado; el 3 las peñas en las que me veo obligado a participar; el 2 es el número de euros que me quedan en el bolsillo tras comprar tanto décimo; el 1 es el número de dedos que enseñaré a mi jefe si me toca; y el 0, el dinero que tendré el año que viene para gastar en lotería. Enhorabuena a los premiados…

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera…

 

Síguenos en Twitter: @joseluismrtn

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s