“Spa…quedarse con la boca abierta”. La aerolínea Spanair deja en la calle a un gran número de trabajadores y en tierra a multitud de turistas su actividad.

Es increíble que tengamos que seguir hablando de cosas desagradables como la que sucedía el pasado fin de semana en nuestro país. De repente y a través de una filtración en las redes sociales, más de 4 mil personas se enteraban de que se quedaban sin trabajo y más de 20 mil, que no podían viajar por culpa de la compañía Spanair. Al parecer la compañía tiene un insalvable agujero económico de 400 millones de euros. Pero es que además a esta cantidad hay que sumarle la cifra de lo que costarán las indemnizaciones que, como apunta el diario ABC (www.abc.es) estarán en torno a los 80 millones de euros.

Pero si ya es una vergüenza que más de 20 mil pasajeros se quedaran abandonados en los aeropuertos de origen y destino donde opera esta compañía hasta el domingo, más vergonzoso es que a los trabajadores se les haya comunicado el cese de operaciones a través de correo electrónico el pasado viernes. Imagínese usted ser despedido por un medio tan impersonal. Aunque seguramente, muchos ya supieran lo que iba a ocurrir gracias a la filtración en las redes sociales.

Hasta el momento se desconoce cuál va a ser el futuro de los trabajadores de la empresa ya que el procedimiento no ha sido el correcto como argumentan desde los sindicatos y el desconcierto es generalizado. Lo que sí se sabe ya es que compañías de bajo coste como Vueling o Ryanair, están ofreciendo la posibilidad a todos estos trabajadores de unirse a sus compañías. Algo que probablemente estaría a favor de las “Cutre-Aerolíneas” a la hora de hacerse con las rutas dejadas por Spanair.

Lo que nadie sabe es cómo se permite que cosas así sucedan. Se supone que España es uno de los países que más flujo turístico tiene de Europa y a nadie se le escapa que publicidad de este tipo no es la más adecuada en el exterior.  Yo, como turista, no estaría demasiado tranquilo si vuelo a un país en el que las empresas se hunden y grandes compañías, como puede ser la de la aerolínea desaparecen, y encima nadie hace o dice nada al respecto.

Lo que nos queda ahora será ver qué ocurrirá con los billetes vendidos y con la imagen de las agencias de viajes que han emitido esos billetes,  que perderán a buen seguro, confianza de los consumidores.  Pero sobre todo preocupa lo que pase con estos trabajadores, que se han visto en la calle de un día para otro y casi sin explicación. Sobre quien asumirá las rutas dejadas por Spanair, pronto se sabrá. Sobre todo porque curiosamente la filial «low cost» de Iberia empezará a operar el próximo 25 de marzo. Cuantas casualidades nos deja la vida, ¿verdad?

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera…

Síguenos en Twitter: @joseluismrtn

Un comentario Agrega el tuyo

  1. I was wondering if you ever thought of changing the page
    layout of your site? Its very well written; I love what youve got to say.

    But maybe you could a little more in the way of content so people could connect with it
    better. Youve got an awful lot of text for only having 1 or 2 pictures.
    Maybe you could space it out better?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s