“La gripe de Invierno se llama Reforma Laboral”.

Se avecina mal tiempo, será mejor que nos pongamos a cubierto -le dijo Fernández a su compañero-.

Romerales, el compañero de Fernández, conocido por ser muy atrevido, hizo caso omiso a la advertencia y de repente al seguir su camino se vio envuelto en una especie de neblina laboral, que vino acompañada de fuertes lluvias de injustificadas medidas.

La gripe de la reforma laboral atacó de lleno a Romerales, un trabajador del sector servicios, que tenía poco claro su presente y no acababa de vislumbrar su futuro. Y es que los hombres del tiempo, que en su día se atrevieron a vaticinar que ellos serían capaces de encontrar el sol, lo único que hicieron por trabajadores como Romerales y otros fue sumirlos en una infranqueable tempestad.

Peor lo estaban pasando aquellos que, sin tener nada y albergaban una mínima esperanza en las promesas de los Meteorólogos del Trabajo, acabaron comprobando que si antes sólo caía sobre ellos fina nieve, ahora les golpeaba el granizo de la supresión de sus derechos. Todo ello acompañado por  la gélida ventisca llegada desde Europa y de países como Francia o Alemania.

Y aunque Romerales intentó recuperarse acudiendo a su médico sindicado, éste no era capaz de dar con la receta exacta ni el medicamento correcto que ya afectaba a millones de pacientes, por lo que propuso a Romerales que se tomara 20mg de indignación temporal y si la gripe no remitía habría que someter el virus a una huelga general.

Lo que ocurrió tras la tormenta de la reforma de 2012 sólo puedo decir que dejó más víctimas de las esperadas y que sólo se salvaron aquellos que huyeron a tiempo o que por tener altos ingresos podían acceder a tratamientos especiales. El pobre Romerales no pudo superarlo y fue una de las víctimas y en su honor hay que decir que luchó contra la enfermedad aún a sabiendas de que nunca se curaría porque solo se salvaron aquellos que guardaban el antídoto, los mismos que generaron la gripe de la reforma laboral de 2012.

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera…

 

Síguenos en Twitter: @joseluismrtn

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s