POR UNA PATERNIDAD CO-RESPONSABLE

El nacimiento de un hijo o hija es un hecho que afecta particularmente a las madres que trabajan fuera de casa pues son las que normalmente interrumpen su carrera profesional para alimentar y cuidar al recién nacido.

Pero este no es un papel que ellas deban asumir en exclusiva, dado que los padres son perfectamente capaces de asumirlo también. Una paternidad activa y la corresponsabilidad familiar ayuda tanto a mujeres como a hombres a lograr un mayor equilibrio entre vida familiar y trabajo.

Cada vez más hombres y mujeres exigen un cambio en este sentido, pues cada vez les preocupa más el compartir experiencias vitales como el crecimiento y la educación de los hijos desde el principio. De allí la importancia del permiso o baja por paternidad personal e intransferible para los hombres.

Hemos asistido a una evolución en cuanto al permiso de paternidad que ha aumentado su duración. Seguimos intentando que el permiso de paternidad llegue a ser intransferible, de igual duración que el de las mujeres y obligatorio (para evitar la presión que pueda ejercer la empresa).

Esta reforma es asequible económicamente y constituye una inversión muy rentable para terminar con el despilfarro actual del capital humano de las mujeres y del potencial cuidador de los hombres.

Personalmente, la Igualdad es:

– Que los hombres tengan los mismos derechos para poder ocuparse de sus hijos/as cuando nacen.

– Que los/las niños/as vean que su papá les cuida igual que su mamá.

 

Socialmente, la Igualdad es:

– Que las mujeres puedan dedicarse a su trabajo asalariado, a su profesión y a sus hobbies en la misma medida que los hombres.

– Exigir que los/as empresarios/as tengan las mismas obligaciones cuando contratan a un hombre que cuando contratan a una mujer.

La corresponsabilidad doméstica se establece como un instrumento previo y necesario que permitirá conseguir el objetivo de crear una sociedad en la que se dé una plena y real conciliación de la vida laboral y familiar. Partimos de la premisa de que el hombre o, mejor dicho, el cambio necesario que se ha de dar en el hombre en la dirección de una mayor implicación en las responsabilidades domésticas y familiares, son un recurso básico con el que podemos y debemos contar en el camino hacia una plena conciliación de la vida laboral y la vida familiar.

 

La paternidad nos brinda a los hombres una preciosa oportunidad de abandonarnos al mundo de las emociones y los sentimientos.

Esta es una crónica especial, de un día como otro cualquiera…


Editorial escrito por José Antonio Ojeda García.  Socio Cofundador de AHIGE Gran Canaria, Promotor y Moderador
Grupos de Hombres en G.C


2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Anónimo dice:

    Me gusta… co-edudar y ser co-responsable… 8)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s