“Me voy de vacaciones, nos vemos el año que viene”. Los suizos rechazan 6 semanas de vacaciones, ¿qué harían los españoles?

Como si de un cuento fantástico se tratara o incluso de una novela de terror en la línea de Stephen King, la respuesta de los suizos ante la posibilidad de más vacaciones, deja a algunos países, entre ellos España, con la boca abierta. Y es que tras negarse a tener 6 semanas de vacaciones en vez de 4, ha señalado a los suizos como ejemplo de grandes trabajadores pero además, como poco amantes del tiempo de ocio.

Pero no se piensen que han sido los políticos quienes han negado un privilegio tal a los helvéticos, sino que han sido ellos mismos quienes han desechado esa opción tras un referéndum celebrado el pasado fin de semana con un abrumador 66,5% de votos en contra de la iniciativa. La medida tenía como fin reducir los niveles de estrés y ansiedad entre la población activa. Algo que desde algunos sectores consideraron descabellado dado el contexto económico actual.

Pero piensen por un momento que una iniciativa como esa es promovida en España. Esa sonrisa pícara que se acaba de dibujar en el rostro de muchos, indica que saldría aprobada sí o sí. Eso de que hay crisis y que todos tenemos que arrimar el hombro habría quedado en un segundo plano si se llega a proponer que los españoles tuviéramos 6 semanas de vacaciones. Es más, lo más probable es que aquellos que están en paro también habrían votado que sí a la iniciativa ya que con ello verían aumentadas sus posibilidades de tener más días de trabajo si tuvieran que sustituir a los que están tanto tiempo de vacaciones.

Y sobre los que sí tienen trabajo, decir que podrían hacer un desglose de sus días de descanso, empezando por quedar con la familia, incluida la suegra, las dos primeras semanas. Después se podría quedar las dos siguientes a solas con la mujer, esposa, novia o acompañante y sin niños porque estos se quedarían con la suegra ya que nos hemos portado tan bien llevándola de vacaciones que a esta no le importa quedarse con los críos 15 días. Y por último, aprovechar las 2 últimas semanas con los amigos. ¿Qué mujer, y ahora viene un comentario más que machista, no dejaría que su marido pasara unos días con sus amigos tras haber estado de vacaciones con ella, la suegra, y los niños?

Es por ello que me gusta la idea de las 6 semanas, además de ayudar a que sea menos el tiempo que tienes que ver a tu jefe y a algún compañero que no soportas. Pero como ya tenemos bastantes días de vacaciones y encima tal y como están las cosas nadie te garantiza el puesto de trabajo, mejor que nos quedemos como estamos, no sea que después de 6 semanas nadie se acuerde de uno o peor aún, la empresa haya quebrado y desaparecido. Y es que es verdad lo que decía Aristóteles: La desconfianza es la madre de la seguridad.

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s