“La chispa de la vida”. La sequía aumenta el riesgo de sufrir calambrazos

 

 

Y sigue sin llover. Por mucho que mire al cielo, tire piedras a las nubes para que choquen entre ellas o cante antiguos rezos indios, el agua no acaba de llegar, lo que convierte el tema de la sequía en un asunto más que preocupante. Es más, hace unos días, los expertos aseguraban que aunque lloviera fuerte a estas alturas del año, las presas y embalses no alcanzarían el nivel óptimo de agua para abastecer con tranquilidad a los españoles.

Pero si esto es ya preocupante, ni que decir tiene, el valor añadido de lo que supone la sequía y que se traduce, como aseguran desde la Agencia Estatal de Meteorología, en descargas eléctricas o calambrazos. Así es, el aire al ser seco, es un mal conductor y produce descargas, chispazos o el efecto de poner los pelos de punta, algo a buen seguro que a mí no me pasará en la cabeza.

La noticia, que leía en el Diario ABC (www.abc.es), explicaba que “en situaciones de sequedad como la que se vive ahora, el cuerpo humano se carga más de electricidad y, por tanto, en cuanto haya una oportunidad se suelta la descarga y te da el chispazo”. Por lo que, como yo lo veo, ahora somos como mini baterías recién cargadas esperando de alguna manera soltar algo de energía. Y en mi caso situación de doble peligro, ya que me pasé la mayor parte de la infancia chupando pilas para que me dieran un aporte extra de vitamina voltaica.

Resumiendo; Cuidado con lo que toca y a quien toca. Yo por ejemplo ya ni rozo a la parienta porque cuando lo hago saltan chispas, aunque eso ha sido siempre. Y además, evito acercarme a las antenas de radio o telefonía móvil porque cada vez que me acerco a alguno de estos postes acabo hablando como los del carrusel deportivo o sirviendo de mediador en una conversación telefónica de una pareja de divorciados.

Así que si no desean que les ocurra nada de esto, los consejos habituales son: coger las cosas con la mano completa y no solo con los dedos. O si se siente muy cargado ponga ambas manos en el suelo para crear así el efecto “toma de tierra”. Pero si les soy sincero y viendo que en breve subirán la factura de la luz, aprovechen y deriven toda esa electricidad a una batería para su casa, porque para que se aproveche el Estado, mejor se beneficia usted.

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera…

 

Síguenos en Twitter: @joseluismrtn

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s