“No solo los alimentos tienen fecha de caducidad”. La obsolescencia programada decide cuando un producto deja de funcionar.

Imagen: somospsico.com

 

Hace ya unos meses se empezó a hablar de un término que hace alusión más a un entorno informático futurista que a una realidad actual y cotidiana. La obsolescencia programada entraba en las casas de muchos españoles gracias a un documental de Rtve (www.rtve.es) llamado: comprar, tirar, comprar. Un espacio televisivo que explicó por qué muchos de los productos que utilizamos tienen una vida limitada.

La obsolescencia programada, como se explica en la página web www.somospsico.com, es el progresivo acortamiento de la vida de un producto con el fin de convertirlo en un objeto de casi “usar y tirar”. O lo que es lo mismo: espera que te pongo un microchip en lo que estés comprando y así nos vemos dentro de un año. Tales casos se han dado en impresoras, lavadoras, teléfonos móviles y un sinfín de aparatos o electrodomésticos

Porque si retrocedemos en el tiempo y pensamos en los electrodomésticos de antaño… ¿cuánto tiempo duraba una lavadora o una nevera de los años 60 ó 70? Pues décadas. Recuerdo que en casa de mi bisabuelo está enterrado el perro de mi tío y al lado, por el cariño que le cogieron, la primera nevera que tuvo la familia y que duró 40 años.

¿Pero qué mente perversa es capaz de introducir un chip o pequeño aparato que provoca que la vida de aquello que compramos se vea reducida considerablemente? Pues el mismo que tiene intención de lucrarse una y otra vez porque no le parece suficiente con vender un producto sino que lo que quiere es venderte los repuestos o que, llegado el momento, lo vuelvas a comprar porque sale más barato.

Es por ello que considero lógico mandar un mensaje a estos incitadores del obligado consumo para que terminen con el expolio de los recursos del planeta con el único fin de tener un par de millones de dólares más a final de mes, porque si seguimos así habrá que volver a lavar la ropa a mano, enfriar los alimentos en cuevas y copiar los documentos con papel de calco. Algo que si miramos atrás no resulta tan lejano y que si miramos hacia delante peligrosamente vemos tan cercano.

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera…

 

Síguenos en…

twitter:   @joseluismrtn

facebook:  www.facebook.com/eltridenteblog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s