La invasión de las aguavivas. Las Canteras, “meeting point” de las medusas piconas.

Imagen: abadiadigital.com

 

Este pasado fin de semana quise comprobar “in situ”, un fenómeno extraño a la par que desagradable. Me refiero a la invasión de aguavivas en la playa de Las Canteras que ha provocado desde Semana Santa que la emblemática zona costera de la capital se haya convertido en un campo de minas para los que solo intentan darse un baño o dar un paseo por la orilla.

Los datos recogidos en estos días, en los que la ola de calor se apropió de nuestra isla, hicieron que el volumen recogido nos dejara con la boca abierta; nada más y nada menos que 2.200 kg. Y digo lo del calor porque en pleno invierno, con lluvias y frío una noticia así no habría tenido igual repercusión al estar la playa protagonista desierta.

En mi investigación tuve la oportunidad de charlar con un pescador de la zona que ha querido mantener el anonimato para evitar cualquier acción de represalia por parte de las aguavivas; el moreno trabajador de la mar aseguró que el fenómeno se estaba produciendo por el cambio de los vientos y hasta que no se recuperara el “soplo” costero habitual, seguiríamos teniendo estas incómodas visitas.

Tras tan enriquecedora charla me decidí a comprobar en la misma playa cómo era una aguaviva y para mi sorpresa no encontré ninguna en el agua. Al parecer y como escuché por la megafonía de la playa, las medusas piconas actúan cuando más gente hay en la playa y al ser las seis de la tarde y estar el entorno vacío, se marchaban al fondo para descansar hasta el día siguiente. Extraño mensaje desde la megafonía, todo sea dicho.

Así que lo único que me quedó fue pasar por el puesto de la red de salvamento para ver los ejemplares de dos kilos que se recogieron en estos días, pero tampoco tuve suerte. Según me comentó un voluntario, al salir la noticia en la prensa vino en un coche oficial, de lunas tintadas, un hombre que según él era político, y se llevó todos los ejemplares, no fuera que encontraran en la medusa el remedio a tanto veneno institucional, agregó. Así que esperaré a que la medusa picona vuelva dentro de poco para hacerle una entrevista en profundidad, al menos a 100 metros.

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera…

 

Síguenos en…

twitter:   @joseluismrtn

facebook:  www.facebook.com/eltridenteblog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s