¿Me ayudas o prefieres rescatarme? Finalmente España solicita al FMI ayuda financiera.

Imagen: que.es

 

Sinceramente he querido dejar pasar algunos días para conocer bien los datos y detalles de la ayuda que desde el Gobierno de España se pidió el pasado sábado para los bancos sin caer en la indignación popular o en el discurso fácil de: ¿Este es el Gobierno que defiende a la banca y no a los españoles?

Al respecto y tras haber escuchado las palabras del ministro De Guindos al asegurar que no se trataba de un rescate sino de una ayuda para el sector financiero, despejando así las dudas de lo que sería intervenir un país explicando que la vía solicitada es la de la financiación de un préstamo para los bancos españoles, creo que me he quedado igual.

Primero porque no entiendo de economía y segundo porque me da la impresión de que el Eurogrupo va a estar muy atento a lo que se va a hacer con el dinero que prestará ya que, quizá no quieran caer en el descontrol que han mostrado algunos gobiernos como ha podido ser el caso del español al permitir que el sector financiero de nuestro país tenga metástasis cuando lo que tenía que haber hecho quizá era haber extirpado en su día el tumor que originó la burbuja inmobiliaria.

La cifra es una auténtica barbaridad como son  los 80  mil millones de euros. Un apoyo financiero dirigido al FROB que llegará con “unas condiciones muy favorables” como destacó el ministro y que tasan en un interés del 3%. Pero seguimos sin entender porque se ha permitido al final que España tenga que recibir por parte del Eurogrupo un “rescate suave” que es como ya algunos llaman a esta nueva medida.

Sea como fuere y por mucho que insista el ministro, de alguna forma esto afectará a España ya sea a través de su gobierno o a través de sus ciudadanos porque si algunos no han hecho bien las cosas, los que nos gobiernan “desde fuera” alguna medida sancionatoria impondrán para que no vuelva a ocurrir. Y si el ministro De Guindos no está muy de acuerdo solo recordarle que la palabra que tanto utilizó en sustitución de rescate, fue “ayuda“, término querido amigo que también conocemos en mi pueblo como enema. Y si te inyectan una “ayuda”…no hace falta decir más.

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera…

 

Síguenos en…

twitter:   @joseluismrtn

facebook:  www.facebook.com/eltridenteblog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s