“¿Sube? Sí, porque bajar no se puede”. El gobierno aprueba la subida de la luz y del gas.

Imagen: definanzas.com

Imagínense ustedes que están en un ascensor y que al ascensorista se le ha quedado atascado el dedo en el botón de subir y no hay forma de que éste se suelte para, por lo menos, poder bajarnos sea donde sea. Pues eso es exactamente lo que parece haberle pasado al Gobierno de España con su política de “austeridad”.

Un día me vi envuelto en una situación como la que les relataba al comienzo de este editorial, estaba en el Edificio España y cuando fui a coger el ascensor me vi empujado por una masa inmensa de personas que también entraron en el receptáculo felices y contentos. Al principio, en la primera planta se quedaron los pensionistas que, felices por algún motivo, se bajaron. Pero fue la única vez que el ascensor paró para que alguien se bajara.

Lo siguiente fue, más o menos, como lo que le sucedió al ascensorista del Gobierno de España, el botón se trabó siendo imposible parar en alguna planta aunque no fuera la nuestra. Mientras, todos aquellos que estaban felices por haberse montado en ese ascensor, comenzaban a murmurar al ver como al lado del indicador de cada planta mientras subíamos se leía: “subida del IRPF”, “subida del IBI”, “subida de la luz” y por último “subida del gas”.

Desde el teléfono de emergencia del ascensor se llamó al servicio técnico, pero este por estar en Bruselas, tardaba demasiado así que solo se planteó el rescate. Y quizá lo peor no haya sido que ese día tuviera que forzar la puerta para salir al llegar a la última planta del edificio y bajar por la escalera, sino que muchos se quedaron atrapados por miedo o esperanza de volver a bajar y por el peso el ascensor éste acabó cediendo y chocando contra el suelo.

Por cierto, se me olvidó decirles que antes de que el ascensor cayera, el ascensorista y unos pocos lograron salir y salvarse. Ahora viven en el ático del edificio con todos los lujos posibles viendo aún más pequeño todo lo que está por debajo de ellos. Por eso cada vez que se suba a un ascensor elija bien a su ascensorista, no sea que  éste tampoco sepa manejar un aparato tan complicado.

Esta es la crónica habitual, de un día como otro cualquiera…

 

Síguenos en…

twitter:   @joseluismrtn

facebook:  www.facebook.com/eltridenteblog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s