La dulce tasa del desempleo

images

 

 

Como cada comienzo de mes conocemos los datos del paro. Una cita ineludible para testear cómo se está comportando la reforma laboral y la intencionalidad de los empresarios más pudientes a la hora de crear puestos de trabajo.

En el día de ayer, conocimos que no solo ha bajado el paro  en España en 127.248 personas sino que además Canarias, en esta ocasión, no ha llevado la contraria en los datos y también desciende sus desempleados en 3.308.

A tenor de lo conocido y viendo que los datos han sido buenos, las reacciones no se han hecho esperar. Como por ejemplo las palabras del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que ha asegurado este martes que los “buenos datos” de paro registrado y de afiliación a la Seguridad Social del mes de junio testimonian que “se está acabando la recesión” y “se está frenando el deterioro del mercado de trabajo”.

Algo más cerca, el senador del Partido Popular por Tenerife, Antonio Alarcó, ha afirmado que “aunque todavía queda mucho camino por recorrer, los datos del paro del mes de junio vuelven a reafirmar que las políticas llevadas a cabo por el Gobierno de España son las adecuadas”.

Pero realmente estos datos son tan dulces como nos los están mostrando o simplemente los están edulcorando para que, aunque sean reales, pasemos un buen verano y nos olvidemos de aquellos cuyo periodo vacacional pasa por acercarse al área de servicios sociales de su ayuntamiento.

 

¿Estamos ante ese cambio de tendencia que todos argumentan que se va a dar? ¿O simplemente este dato hace referencia a las contrataciones previas al verano como campañas de refuerzo, sustituciones por vacaciones y demás trabajos temporales?

 

Porque si analizamos estas cifras con las del viejo continente, en el caso de España, cuya tasa de paro se situó en marzo en el 26,9%, la más alta de toda la UE, la tasa de paro masculino también fue la más elevada de toda la Unión, al situarse en el 26,3%, en línea con el dato de abril.  Por su parte, el desempleo femenino en España alcanzó el 27,6%, dos décimas más que en abril y sólo por detrás del 30,4% registrado en Grecia en marzo.

 

Por lo que, el dato conocido ayer, tampoco es que resulte ser el mejor indicador si pensamos en que todavía queda mucho por hacer y sobre todo queda hacerlo mejor. De nada vale crear empleo si con ese trabajo no solo no tienes casi para vivir sino que además ni siquiera tienes la tranquilidad de que puedas hacerlo durante tres meses seguidos.

Así que tras el verano y una vez que desaparezcan los puestos de trabajo creados por la estacionalidad, volveremos a hacer una valoración y aunque en junio el Gobierno haya sacado un 5 raspado, puede que en septiembre catee y vuelva tener una asignatura pendiente, la del paro en España.

 

Esta es la crónica habitual de un día como otro cualquiera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s