Galicia y España llora

lazo-negro

 

Dolor, lástima, pena…y así hasta hacer uso de todos los calificativos que hacen referencia al sufrimiento o al sentimiento de padecimiento por lo que sucedía anoche en Galicia. Una tragedia que será recordada para siempre por los españoles y marcada en el calendario como tantos y tantos sucesos acaecidos en nuestro país.

 

El peor accidente ferroviario del mundo en lo que va de año y el más grave en los últimos 40 años en España, deja un saldo…hasta el momento de 77 muertos y más de 150 heridos. Cifras escalofriantes y que tras conocerse el suceso empezaron a elevarse sin descanso.

 

Los que tuvimos la mala suerte de cubrir desde el aeropuerto de Gran Canaria, el accidente del JK5022 del año 2008, nos recorre un escalofrío cada vez que suceden tragedias de este tipo. La de anoche, una más que dejará marcado el 24 de julio como un día que no podrán olvidar muchos.

 

Sobre las causas, son varias las hipótesis que se barajan, aunque sí se ha descartado el ataque terrorista. Entre las que más fuerza están cogiendo, la del exceso de velocidad y una curva en la que se circuló al doble de lo permitido en un tren que, como han asegurado desde Renfe, llevaba 5 minutos de retraso.

 

Sobre lo que sucedió en torno a la información del siniestro, la mayor parte se pudo conocer gracias a la labor de varias emisoras de radio y las redes sociales porque lo que es la televisión hizo caso omiso del hecho prácticamente hasta que no fueron terminando sus magníficos espacios de tan alto interés en verano. Y tristemente un canal llamado 24H de Televisión Española se dedicó a leer teletipos y poner alguna que otra foto sacada de twitter durante 2 horas a la espera de obtener imágenes de la tragedia en directo.

 

Pero sin entrar en críticas inútiles, tan inútiles como los que no informaron adecuadamente, sólo decir que nuevamente España se encuentra de luto y el país entero se vuelca con los familiares de las víctimas y el apoyo a los heridos con el único deseo de que tragedias como esta no vuelvan a suceder nunca más.

 

Esta es la crónica habitual de un día como otro cualquiera…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s