Sigue creciendo la pobreza energética en España

el

pobreza energetica

Imagen: publico.es

 

Cuando tanto se habla de eficiencia energética, de cómo vamos a pagar la factura de la luz y de cuánto van a ganar unos y otros con el siguiente movimiento que se haga desde el Ministerio de Industria en connivencia con algunas de las grandes compañías eléctricas, el sector más afectado del que ya hemos hablado, el de la pobreza energética, sigue creciendo.

 

Tal es el repunte de estos nuevos pobres que la tendencia se está manifestando en aquellos que se encargan de ayudarles con la distribución de comida y que no son otros que los bancos de alimentos, Cruz Roja o Cáritas. Desde estas organizaciones están asombrados de la cantidad de personas que rechazan la comida que tenga que ser preparada precisamente porque no tienen medios como luz o gas para hacerlo.

 

Un colaborador de una de las entidades con el que tenía oportunidad de hablar me indicaba que cada vez son más los que solicitan comida como embutidos, yogures, fruta o cereales y pan porque nada pueden hacer con la pasta, las legumbres o las latas de comida precocinada ya que no tienen manera de prepararlas. Algo, como explicó, insólito en el tiempo que lleva en la organización.

 

Y mientras otros hablando de petróleo, de hoteles, de elecciones europeas, y de tu me dijiste y de yo te dije. Pero la gente no puede ni calentarse un plato de comida porque la luz o el gas se han convertido en un artículo de lujo y nadie hace nada para ayudarles.

 

Nadie dijo que la vida fuera fácil, nadie dijo que sobrevivir fuera un camino de rosas, pero nadie nos avisó de que solo tendríamos piedras en el camino precisamente puestas por aquellos que deberían facilitarnos el tránsito en el recorrido de nuestras vidas.

 

Cuando paso por un parque y veo gente durmiendo entre cartones, se me parte el alma porque algo así no debería ocurrir en ninguna parte del mundo pero menos en países desarrollados donde hay dinero y este está mal gestionado. Pero esto pasa porque yo mientras conduzco mi coche observo lo que hay alrededor, no voy en el asiento de atrás con las lunas tintadas leyendo el periódico o conversando con mi asesor.

 

Nadie les pide a nuestros políticos que dejen sus cargos por no ayudar a quienes más los necesitan ni yo voy a hacerlo porque sería una reclamación que nadie atendería. Prefiero decirles que miren lo que tienen alrededor y que se den una vuelta con sus flamantes coches por los barrios donde nadie viste con ropa de marca para que vean cual es la dura realidad de la tierra donde viven. Y si aún así no son capaces de hacer nada, entonces es que para dedicarse a eso de la política no se puede tener corazón.

 

Esta es la crónica habitual de un día como otro cualquiera…

 

AUDIO:

http://7punto7radio.com/wp-content/list_yo_files_user_folders/podcast/Nada%20que%20Ver/060314-EDITORIAL%20NADA%20QUE%20VER%20.MP3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s