La importancia de buena educación financiera

el

AHORRO-NIÑOS-1

 

En pocas ocasiones les hablo de la educación de los hijos, quizá por inexperiencia o quizá por evitar que piensen que un desconocido les está diciendo como educar a su descendencia. Pero en esta ocasión y porque el futuro de todos depende de ello, y no me refiero a la Lomce, me voy a atrever para que reflexionen sobre un aspecto fundamental en el crecimiento de sus hijos que no es otro que la paga semanal.

Precisamente por cómo me educaron, expongo lo que considero un error que se está cometiendo hoy en día y que se ha visto refrendado por expertos de la Universidad Complutense de Madrid donde reflejan a través de un estudio que corrobora que los padres dan, cada vez más, dinero a sus hijos cuando estos lo demandan.

Aquellos padres que tienen cómo práctica habitual este método estarán pensado que nada malo hacen porque si se les acaba el dinero a sus hijos quienes mejor que ellos para dárselo. Pero según explican estos expertos, lo que están provocando con esto es que los niños y niñas no sepan gestionar su economía y gasten el dinero a sabiendas de que este puede llegar en cualquier momento solo con pedirlo.

En mi época, mi primera paga consistía en 25 pesetas, lo que ahora suponen 15 céntimos de euro. Y que nadie piense que tengo dos mil años porque tampoco hace tanto de esto. Pero de vueltas al tema, y pensándolo ahora, con aquel dinero me convertía en un gran inversor y tenía que gestionar mis movimientos económicos para no quedarme sin un duro nada más recibirlo. De ahí que hoy en día no gaste más de lo que percibo porque sé que el dinero no llueve del cielo.

Sin embargo las nuevas generaciones están cayendo en un problema que quizá en un futuro les genere más de un quebradero de cabeza ya que al no saber gestionar el dinero que les llega y acostumbrados a tener siempre algo, porque así les han educado, el recurso fácil siempre será el de acceder a préstamos y todos sabemos que esa no es la solución.

Este caso me hace recordar a muchos alcaldes de éste país que no contentos con el sueldo que reciben y al ver que pueden conseguir más de papa estado o de cualquier “tío gilito” con ganas de invertir en el municipio de turno, ceden y se llenan presuntamente los bolsillos cuando lo fácil habría sido adaptarse a su salario mensual y vivir con lo que se han ganado con el sudor de su frente.

Y no es por alarmarles pero ya saben que si no quieren tener a futuros alcaldes en sus casas o provocar que sus hijos no sepan gestionar sus recursos económicos en un futuro, háganles un favor y no cedan ante cualquier demanda financiera que estos les soliciten porque en realidad en un tiempo no muy lejano se darán cuenta de que menos, es más.

Esta es la crónica habitual de un día como otro cualquiera…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s