Sólo cambiamos la hora…

el

CAMBIO-DE-HORA-HORARIO-DE

Vaya fin de semana más movido el que acabamos de tener. Y eso que ha durado menos, o eso al menos es lo que se puede deducir del cambio de hora que tuvo lugar de sábado a domingo. Sí, se cambió la hora y sí usted está escuchando esto pensando que son las 7 de la mañana, que sepa que ya va llegando tarde al trabajo.

Mientras se toma el café a la prisa y se viste apresuradamente, le decía antes que ha sido un fin de semana movido porque en Canarias aún se sigue hablando de lo que sucedió con ese barco (casi avión) que por suerte nunca cayó al mar, porque ya estaba en el agua, pero que para unos y otros en Gran Canaria flotaba a lo lejos y que ha abierto unas líneas de investigación bastante confusas con tantas grabaciones que nos han ido llegando a los medios de comunicación “misteriosamente”.

También movido porque, en crónica internacional, ahora Vladimir Putin habla con Obama para llegar a una solución diplomática en Crimea, cambio de actitud completamente inesperado del ruso. Es la primera llamada que hace Putin a Obama desde que comenzara la tensión en la zona. El ruso al llamar lo primero que hizo fue preguntarle al norteamericano qué compañía telefónica tenía para saber cuánto le iba a costar el minuto de conversación, que no está la superpotencia para derrochar un solo rublo. Llamada que se puede haber ocasionado porque Obama haya pensado en una medida extrema, cerrar los McDonalds de Rusia, de ahí que Putin haya descolgado el teléfono.

Movido porque siguen llegando inmigrantes a Melilla y uno de ellos tras saltar la valla se mantuvo durante casi 5 horas en lo alto de una farola para evitar que le devolvieran a su país hasta que exhausto cayó como un saco y fue enviado con una lesión al CETI de la comunidad autónoma. Y relativamente cerca de allí, en Guinea Conakry, llega un virus como el Ébola a una gran ciudad africana dejando casi 100 muertos hasta el momento.

Pero también hemos tenido una gran iniciativa a favor del planeta que dejaba a oscuras a más de 250 ciudades en nuestro país y a más de 7000 en todo el mundo, donde se apagaban los monumentos más emblemáticos de cada lugar con el objetivo de concienciar a los habitantes del mundo de la necesidad de adoptar medidas contra el calentamiento global. Y sí usted a nivel individual formó parte de esa hora sin luz en su casa, no descarte que para las compañías eléctricas, que tendrán que devolver 300 millones de euros a los consumidores por el sobreprecio cobrado en el primer trimestre del año, cuenten ya como abonada la cantidad que le correspondería.

Un fin de semana movido y eso que ha sido relativamente más corto por esa hora de menos que hemos tenido. Aunque viendo como está el mundo con tensiones diplomáticas, con inmigrantes se juegan la vida precisamente para que esta sea mejor o con concentraciones para evitar un más que acelerado calentamiento global, más que darle hacia adelante una hora a nuestro reloj, tendríamos que haberle dado muchas horas hacia atrás para intentar enmendar todos y cada uno de estos grandes errores congelados en el tiempo pero que hemos vivido este fin de semana.

Esta es la crónica habitual de un día como otro cualquiera…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s