¿Qué placer tiene que vean tu cara de placer…?

n-SEX-large300

Imagen: huffingtonpost.co.uk

Cuando una moda llega es muy difícil pararla por muchas ganas que tengan aquellos que consideran escandalosa la iniciativa. Algo así les debió pasar a los que intentaron prohibir hace décadas que los trajes de baño de las mujeres que iban a la playa subieran del tobillo y enseñaran más de lo normal. También recordamos lo polémico que resultó ver a un hombre con un pendiente, primero en una oreja y luego en ambas. Ahora la moda contiene menos cambios físicos pero quizá es más peligrosa. Ahora la moda son los selfies.

Para los que aún no sepan qué es un selfie, decir que no es un duende o gnomo de Mordor, ni el protagonista de una serie de humor norteamericana. Un selfie es simple y llanamente un autorretrato. Así es, es una foto sacada casi siempre, para ver cómo va a quedar, con la cámara frontal del móvil en la que se posa junto a otras personas para darle más valor. Iniciativa que se puso de moda en la última gala de los Oscar y que desde entonces no paramos de ver por todos lados.

La última novedad y sobre la que me atrevía a decir que hasta más peligrosa, colgar los selfies postcoitales de las parejas. A la genial ocurrencia se la denomina “Selfie aftersex”, para los hispanohablantes algo así como, autorretrato después del sexo, y en esas fotos que ya circulan por las redes sociales se pueden ver las caras de las parejas tras haber mantenido relaciones sexuales, algo bajo mi punto de vista que vulnera toda la intimidad que existe entre dos personas, o entre tres si son algo viciosas.

Visto que esto del selfie no tiene freno hasta tal punto de proceder así, imagínense ustedes que la cosa vaya a más, nazca una nueva iniciativa y se empiece a dar entre los políticos de nuestro país o de nuestra maravillosa región canaria. Empezar a ver autorretratos, por ejemplo, de Soraya Sáenz de Santamaría y Mariano Rajoy muy de cerca acompañados de frases como “Selfie con Rubalcaba al fondo mientras dice algo de no sé qué ley del aborto”. O en nuestro archipiélago, en el Parlamento de Canarias, otro selfie, en este caso el de aquellos que se sientan juntos en la cámara autonómica y ver a Paulino Rivero y José Miguel Pérez subiendo su foto conjunta a la red con frases como “Esta es nuestra sonrisa tras aprobar el desayuno en los comedores escolares sin posibilidad de que se reparta la comida sobrante entre nadie”. Como ven, las ecuaciones “selfiecas” pueden llegar a ser escalofriantes.

Pero en el caso que nos ocupaba desde el principio, decir que es una pena que se haya sustituido el placer de fumarse un cigarrillo tras practicar sexo, sobre todo en aquellos que fumaban, por coger el móvil y publicar la intimidad más absoluta. Porque ese momento solo se puede y se debe disfrutar entre aquellos que han propiciado que así fuera.

Esta es la crónica habitual de un día como otro cualquiera…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s